Zidane toma la medida al Clásico

Zidane se le resiste al Barça. El técnico francés es el primer preparador con el que el Real Madrid planta cara a los azulgranas desde la etapa de Bernd Schuster. Zizou es el único de los ocho últimos inquilinos del banquillo blanco que presenta un recuento de resultados positivo en los Clásicos que ha dirigido al Real Madrid. El francés ha vencido en 4 de sus 9 Clásicos como preparador (7 en Liga y 2 en la Supercopa de España) y ha cosechado 3 empates y 2 derrotas en los otros cinco. El germano por su parte, ganó los dos Clásicos de la temporada 2007-2008, incluido el del pasillo del Barça al Madrid en el Bernabéu. Fabio Capello, el preparador que le dio el relevó a Schuster, siquiera perdió nadie de los dos Clásicos (una conquista y un igualada con hat-trick de Messi) que dirigió en la 2006-2007, en su segunda etapa al frente del vestuario madridista.

Zizou se estrenó en los Clásicos con conquista. Fue el de la segunda revés de la temporada 15-16 (marcha 31), disputado en el Camp Nou. Benzema y Cristiano Ronaldo (el gol del portugués llegó cuando el Madrid estaba con diez por la expulsión de Ramos) remontaron el tanto original de Piqué para reflectar el 1-2 en el señalador y robar los tres puntos a Chamartín.

El técnico madridista, de hecho, nunca ha perdido como preparador en el feudo azulgrana. Sus cinco visitas a la Ciudad Condal se han saldado con dos victorias y tres empates. Las dos derrotas que, como técnico, ha sufrido frente al imperecedero rival fueron en el Bernabéu: el 2-3 (gol de Messi en el descuento) de la 33ª marcha de la 16-17 y el 0-3 de la 17ª marcha de la 17-18.

Cinco de los siete entrenadores que precedieron (o se intercalaron entre sus dos etapas) a Zizou no lograron complacerse las mieles de la conquista en ningún Clásico. Juande Ramos (que debutó precisamente en un Clásico en el Camp Nou tras la destitución de Schuster) y Pellegrini perdieron los dos que enfrentaron; Lopetegui y Benítez salieron derrotados del único que dirigieron cada uno; y a Solari el triunfo le fue esquivo en los tres que vivió desde el banquillo (un igualada y dos derrotas). Ancelotti logró 2 victorias y 3 derrotas en sus 5 enfrentamientos contra el Barcelona y Mourinho se acercó al contrapeso (5 triunfos, 6 empates en 6 derrotas) en tres temporadas repletas de Clásicos (17) entre Liga (6), Copa del Rey (5), Supercopa de España (4) y Champions (2).

El Camp Nou siquiera se le dio mal a Zidane en su carrera como participante. Lo visitó cinco veces (todas como futbolista del Real Madrid) y sólo salió derrotado una vez (dos victorias y dos empates en los otros cuatro encuentros). Allí marcó dos goles, el primero de ellos el balón que le picó a Bonano en la revés de semifinales de Champions de 2002, camino de la Novena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *