Un Castilla para la historia

La final de Copa más madridista de la historia cumple hoy 40 años. El 4 de junio de 1980, el Santiago Bernabéu acogió el partido definitivo del Campeonato de España: los finalistas eran el Madrid y su rival, el Castilla, su filial, que realizó una espectacular proeza a lo dispendioso de la competición para poder calar a la final. No en vano eliminó a cuatro primeras: nadie ha vuelto a repetir dicha correr. También en parte porque la Federación Española prohibió la presencia de los filiales en la competición.

El Castilla venía protagonizando una espectacular trayectoria: en dos primaveras había pasado de Tercera a Segunda previo paso por la Segunda B. Era el colofón a un equipo que se había creado en 1972 como segundo equipo del Madrid. Ese nuevo Castilla comenzó en Tercera con una finalidad: ser trampolín de sus jugadores así como de las promesas fichadas por su prometedor futuro.

Esa temporada, la 1979-80, los cachorros blancos comenzaron su trayecto en Copa en Almendralejo. Se midieron al Extremadura, al que superó en los dos encuentros. En la segunda eliminatoria, fue el Alcorcón quien cayó fulminado (ganaron 1-4 en el campo rival…).
Ahí comenzó su proeza: su tercer rival fue el Racing, un equipo recién descendido que en Madrid fue goleado con un convincente 3-0. Y tras eliminar a los cántabros empezaron los platos fuertes. Para asomar el Hércules. En Alicante cayeron goleados (4-1). La remontada se antojaba ficticio, pero un gol de Gallego en el zaguero minuto del colisión dio opción a la prórroga. En ella, Cidón resolvió el pase: “El partido se jugó en el Bernabéu porque quiso el presidente. Había 40.000 personas. Acabó con 80.000 porque abrieron las puertas en el alivio y entró todo el mundo. Había morbo por ver qué hacía el Castilla“, contó Balín a AS hace unos primaveras.

Tras el equipo alicantino, le cayó en suerte el Athletic: ganaron en La Catedral (1-2). Les llamaron Matagigantes: “Ganar en San Mamés 1-2 eso fue… No nos saludó ningún futbolista del Athletic, pero el conocido nos aplaudió mucho y nos obligó a salir”, rememora Castro, el entonces segundo capitán.

El futuro en acontecer fue la Real Sociedad, un equipo que estaba formando el coalición que ganaría la Liga en 1981 y 1982. Tras caer en Atocha, los blancos vencerían con goles de Paco y Bernal para consentir a las semifinales y penalti fallado por López Ufarte. Pero el partido brillante fue la semifinal en presencia de el Sporting. Tras caer en Gijón, golearon a los rojiblancos con un 4-1 espectacular (a los 60 minutos de partido, el grabador ya reflejaba un 4-0 demoledor).

Y en la final aguardaba el hermano veterano, que había tenido una ruta más acomodaticio: Logroñés, Betis y Atlético (le eliminó en la tanda de penaltis). Y no tuvo piedad. Le venció 6-1. La mayoría de castillistas piensa que salieron demasiado blandos. Pero tuvieron premio: casi todos jugaron en equipos de Primera. Algunos como Gallego y Agustín siguen vinculados al club, Castro está enrolado en el equipo de Veteranos blancos, otros afrontan la retiro. Pero ningún olvida la proeza de aquella final. “Aquello, todos los partidos, fue una experiencia colosal“, resume la mayoría.

La gran gesta del Castilla tuvo como consecuencia su billete en la Recopa en la temporada 1980-81. Derrotarían al West Ham inglés (campeón de la Copa inglesa) en el Bernabéu por 3-1, pero en Londres, en un colisión a puerta cerrada como correctivo por los incidentes que protagonizaron sus hooligans en la haber madrileña, los londinenses eliminarían a los blancos con un convincente 5-1. A ese partido, los aficionados hammers le bautizarían como el Ghost Match (‘El partido espectro’). Pero para poder competir ese partido, el Castilla protagonizó una gesta que cumple 40 primaveras…

FICHA

Real Madrid: García Remón; Sabido, Benito, Pirri, Camacho; Pirri, Stielike (García Hernández, 63′), Del Bosque, Garbo; Juanito, Santillana y Cunningham (Roberto Martínez, 82′).

Castilla: Agustín; Juanito, Herrero, Castañeda, Casimiro; Álvarez, Gallego, Bernal; Pineda, , Paco (Sánchez Lorenzo, 46′), y Cidón (Balín, 73′)

Árbitro: Franco Martínez, colegio murciano. Sin amonestados.

Goles: 1-0. Juanito (20′). 2-0  Santillana (43′). 3-0 Sabido (59′). 4-0 Del Bosque (62′). 4-1 Álvarez (80′). 5-1 García Hernández (83′). 6-1 Juanito, de penalti (89′).

Estadio: Santiago Bernabéu. Lleno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *