“También aprendí algo de Messi”

En el polvorín continuo en el que se ha convertido el FC Barcelona los canteranos no parecen regocijarse del cariño necesario de parte de una directiva que se sigue tambaleando a medida que pasan los días y con la moción de censura cada vez más cercana.

Act. a las 18:37

CEST


Solo así podría comprender que un deportista como Carles Pérez sea propiedad de la Roma mientras en Can Barça está un Martin Braithwaite con el que no cuenta Ronald Koeman y al que se examen salida… sin éxito delante su elevada ficha.

Tras destacar en las oportunidades que le concedió Ernesto Valverde en el curso 2019-20 y casi nada un mes a posteriori de estrenarse en la Champions, el FC Barcelona anunció a finales de enero su cesión hasta final de temporada a la Roma con una opción de transacción obligatoria de 13 millones de euros.

Es opinar, una vez más las micción de equilibrar las finanzas tras los brutales dispendios de Ousmane Dembélé y Philippe Coutinho primaban sobre los intereses deportivos y se llevaban por delante a una de las grandes promesas de la cantera.

Carles Pérez ha recuperado la alegría que le arrebató el Barça en las filas del conjunto romano, con el que acabó botellín en la pasada Serie A, a ocho puntos de la Champions y con el que jugará esta temporada la Europa League.

En la flagrante Liga italiana la Roma es séptima con siete puntos (a uno de la cuarta plaza) y el pasado fin de semana sumó ante el Benevento (5-2) su segunda victoria con un sensacional tanto de Carles Pérez.

“Fue un buen gol. Estoy muy eficaz. También aprendí algo de Messi viéndolo en los entrenamientos: es el mejor del mundo y estoy eficaz de sobrevenir aprendido algo de él”, explicó el catalán a las cámaras de Roma TV.

Contra el Benevento igualmente marcó Pedro Rodríguez, quien felicitó a Carles Pérez por su comportamiento. “”Es un honor que alguno como él piense así de mí. Estoy apto para el equipo cuando el preparador lo necesita, estoy aquí para ayudar”, recalcó en respuesta a los elogios del tinerfeño.

Carlez Pérez, felicitado por sus compañeros | EFE

“A todo el mundo le gustaría retar siempre. Yo soy consciente de los jugadores que tengo delante, pero igualmente confío mucho en mi capacidad y en mi trabajo. Me toca utilizar las oportunidades que me va a dar el preparador”, señaló tan ilusionado como optimista el canterano del Barça.

A sus 22 abriles, su próximo objetivo podría ser la selección absoluta a posteriori de sobrevenir participado en casi todas las categorías inferiores de la Roja, aunque para ello debe seguir trabajando a las órdenes del técnico luso Paulo Fonseca.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *