Soler araña un punto en el 99', en un final de locura en Mestalla

Otro duelo para la colección de los Valencia-Getafe. Otro final de infarto en Mestalla. De nuevo un partido de tensión, demente. Sin excelsa calidad, pero mucho frenesí. De rifirrafes y con expulsiones. El Valencia lo iba ganando en el 86’, el Getafe le había donado la reverso en el 93’ y Carlos Soler lo empató en el 99’. Seguramente el punto no talego aún de pobres a los de Gracia, pero anímicamente se fueron reforzados por las formas (con uno menos desde el 55’ por la inmadurez de Thierry Correia) y el fondo (se veían en la miseria tras los goles de Cucho y Santo). Al Getafe quizás el punto le vale más que las sensaciones que le dejó el penalti cometido por Djené, porque con lo que les había costado remontar, van y se dejan igualar…

Gracia anda todavía buscando la identidad de su Valencia; poco regular con la ‘limpia’ que le ha hecho. Ocho jornadas, ocho onces lleva el navarro. Pero al menos los suyos van madurando contra las adversidades, que son muchas y de diversa índole. Lo que no varió Gracia fue su dibujo; de nuevo con Wass y Carlos Soler en la media. Tiene poco donde designar y menos tras la espantada de Kondogbia. Tampoco alteró el navarro su confianza en Yunus Musah. Siete titularidades lleva el neoyorkimo a sus 17 abriles. Cada jovenzuelo tiene su mentor y el patronímico Gracia irá ya combinado a su carrera.

El Getafe sí tiene poso añejo y se nota en sus alineaciones, aunque se le fuera de las manos el partido en el 99’. Solo el nombre de Enes Unal se coló como novedad. Pero Bordalás quiso dejar su toque de preparador con la posición de Nyom, al que ubicó como tercer central. Tal plantamiento le sirvió a Bordalás hasta que el Valencia se adelantó en el registrador. Después, Nyom a la media y Darmián, al limítrofe. La verdad es que el gol de Yunus le pilló al Getafe a contrapié, nunca mejor dicho, porque el contragolpe fue mayúsculo. Hasta ese instante el azur imperaba y Cabaco y Cucho adecuadamente podrían ocurrir avanzado al Getafe. Pero apareció Musah y el asunto cambió.

Musah cogió el balón en su campo y se puso a valer. Y no paró hasta el radio de Soria; delante la impotencia de Maksimovic, que no pudo darle caza. Musah corrió a 33,6 Km/hora y definió a la perfección. Musah, que negocia su renovación, se convertía así en el goleador más fresco del Valencia en el Siglo XXI, el segundo de toda su historia como adecuadamente apunto Mr. Chip. A Musah solo le supera Mena, que marcó con beocio época allá por 1941.

El Valencia tenía el partido controlado hasta que Thierry Correia vio dos amarillas en 7’. El Getafe tenía 35’ por delante para sacar provecho a su superioridad numérica; el Valencia, una prueba de supervivencia. Gracia se rearmó con Racic; Bordalás metió madera con Mata, Portillo y Diaby. El partido se calentó de tal modo (acabó con 10 amonestados y 2 expulsados) que a Figueroa Vázquez le llevó la inercia y vio más desliz de la que había en una acto de Arambarri, al que el VAR le dejó en amarilla la roja que le mostró el árbitro. Su continuidad fue esencia en lo que pasó luego. El Getafe, al que el Valencia pudo matar en dos contras, ladraba más que mordía hasta que el uruguayo sacó su fisil desde 35 metros y Jaume le dejó el balón botando a Cucho. Corría el minuto 86’. El partido se desmadró de tal modo que el balón iba de un radio a otra sin que casi nada corriera el cronómetro. El más agudo ahí fue Santo, que se vistió de demonio del Valencia con el segundo gol azulón. Los ché ya se sentían muertos en la orilla, pero aún tuvieron tiempo de colgar un balón. Penalti de Dejé a Maxi y gol de Soler. Un respiro.

 


Bordalás: “¿El penalti? Tenemos que ser más hábiles”

Desarrollo del partido: “Ha sido un partido con alternativas. Iniciamos bien, dominamos territorialmente, intentamos jugar en el campo del Valencia. En un saque de esquina a favor, no hemos estado atentos y nos hicieorn el 1-0. No nos gustan estos goles a los entrendores. Ellos tienen jugadores rápidos. Estuvimos mejor con el Valencia con 11. Ellos ordenados y con precauciones, intentando aguantar el marcador. Muchas interrupciones y costaba tener continuidad… Una cosa que hacen todos los equipos, no únicamente el Getafe. Yo lo entiendo. Es lícito y normal. Nos ha faltado fluidez. En los instantes finales, hemos sido capaces de darle la vuelta y en saque de centro hemos hecho una ingenuidad que nos ha costado dos puntos”.

Penalti a Maxi: “No te puedo decir. Me comentan que ha habido un contacto fuera del área pero ha caído dentro. Ahí tenemos que ser más hábiles: un balón frontal, el balón ha botado y tenemos que ser más hábiles”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *