Salva Ferrer y un histórico ascenso

Han pasado 76 primaveras desde que aquellos bomberos de Spezia se hicieron con el ‘Campionato di Divisione nazionale’ en medio de la II Guerra Mundial. La Federación italiana obvió aquel título hasta el siglo XXI. Un título que acreditaba al Spezia como campeón en un torneo en el que un equipo modesto que había tenido que alistar a bomberos para confeccionar el equipo hizo caer al gran Torino, aquel conjunto que se convertiría en epígrafe.

04/09/2020 a las 08:09

CEST


Albert Gracia

Este año, el Spezia, que ha pasado por mil penurias, por descensos a Serie C y por fusiones y refundaciones (la última en 2008), vuelve a ser información en Italia y por primera vez en su historia logra un ascenso a la Serie A. “Al final, la vida te cuidador regalitos si te esfuerzas”. Lo afirma Salva Ferrer a SPORT, un pequeño de Martorell que en escasamente año y medio ha vivido un presentación y un descenso con el Nàstic, un traspaso a Italia y un ascenso a la Serie A.

Lo ha conseguido con el Spezia, un club de tradición futbolística cuyos aficionados vivían en la eterna esperanza. El equipo entraba en playoff con asiduidad pero nadie esperaba un ascenso. Y menos ahora. Ni los jugadores. “Si me lo preguntas hace cuatro meses no me lo esperaba. Si me lo preguntas hace un par de semanas, siquiera me lo esperaba. Pero en el interior de mí y de los compañeros había poco. Sabíamos que no había posibilidad de perder. Teníamos que obtener ese playoff. Y lo logramos”, asegura Salva Ferrer. El fronterizo ha sido una de las piezas esencia de este histórico Spezia. 

Adaptación complicada

Le costó adaptarse y entrar en el equipo pero la exigencia de Vincenzo Italiano, su técnico, valió la pena. Pasó a desafiar un fútbol “más italiano” y a partir de noviembre cogió velocidad de crucero. Salva, anejo a sus compañeros, dio un puñetazo encima de la mesa para demostrar que este año sí: “Una de las claves del ascenso fue el cambio de mentalidad que tuvimos. De pensar que éramos un equipo flojo a ganar una ráfaga espectacular entre noviembre y febrero. Ahí empezamos a creer en el ascenso. Luego volvimos muy perfectamente de la cuarentena”. Y luego llegó el capítulo final a esta bonita historia. 

El Spezia se jugaba el plan inconmovible al todo o cero en la final delante el Frosinone. En la ida vencieron 0-1 y en la reverso tuvieron que sudar parentesco para sostener ese 0-1 en contra que les aupaba a la honor. Un partido y un playoff que guardará siempre en el remembranza: “Aguantamos y logramos subir. No nos lo podíamos creer. Ahora la clan nos para por la calle, nos invita, te reciben mejor que nunca… Es atún todo esto”. 

En unos días dará principio la Serie A. En un principio, la idea del club es seguir con la cojín que logró subir. O al menos así lo intuye Salva: “El club quiere valer el equipo más competitivo posible. Imagino que estarán contentos. Hemos llegado jugando un buen fútbol. Todo ha sido por mérito nuestro”. El técnico, Vincenzo Italiano, de la escuela Sarri, ha tenido mucho que ver. 

El futuro es apasionante para este Spezia y, sobre todo, para Salva Ferrer, que tras su temporadón ha llamado la atención de clubes como Getafe, Fiorentina o Sassuolo y podría ser incluso seleccionable para la Sub-21. Pero el presente no se queda corto. El de Martorell se quedará en Spezia, de momento. Así lo avanzó Mauro Meluso, nuevo director técnico, y confirmó el propio componente: “Yo tengo arreglo. Aquí me siento como en casa. Nunca se sabe porque la carrera de un futbolista es como es y a veces no está ni en tus manos. Pero de momento me en voz baja”. Será, sin duda, una temporada ‘spezial’.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *