Rufete: "La mentalidad es que no somos inferiores al Madrid"

“Tengo una parte importante de responsabilidad pero nuestros jugadores son muy buenos, mejores de la situación que están viviendo”, apunta Francisco Joaquín Pérez Rufete, que debutará como monitor breve del Espanyol mínimo menos que frente a el Real Madrid. Elude siquiera gastar la palabra permanencia o salvación, sólo “objetivos”. Y el de estos siete partidos pasa por recuperar la autoestima, que la gusto se vea “menos defraudada”. Y, para ello, Rufete cuenta en su cuerpo técnico con Raúl Tamudo.

¿Cómo da este paso al frente?

Es una situación muy complicada. Lo sabemos todos. Se me plantea y hay que estar ahí, plantarle cara y dar un paso delante. Aquí estoy. Confío en nuestros jugadores, sabemos de la dificultad y cómo hay que afrontar el partido de mañana y los otros seis.

¿Cómo están Ferreyra, Pipa e Iturraspe?

Facundo tiene unas molestias, Pipa asimismo está muy dolorido. Iturraspe es una intrepidez técnica.

¿Cómo será el Espanyol de Rufete?

Voy a intentar que nuestros futbolistas jueguen convencidos de las posibilidades que tienen de hacer cosas muy buenas adentro de un campo de fútbol. Que el equipo intente ser sólido desde la colectividad. Ser solidarios. Y tener confianza. La mentalidad debe ser no de intentar vencer sino de que vamos a vencer. Si estoy aquí es para trabajar duro, para que suceda lo que suceda los que estemos adentro demos la cara hasta el final.

¿Tiene alguna posibilidad de continuar la próxima temporada?

Yo soy breve. Mi pelea es que mañana los jugadores salgan con la mentalidad de que no son inferiores al Real Madrid. La clasificación no me importa, me importan los 90 minutos. Hay momentos de hostigar los dientes, estamos sufriendo, pero asimismo debemos disfrutar. Vamos a salir con el convencimiento de competir.

¿Cuál es el longevo dita de esta plantilla?

Después de trabajar todo el año con diferentes formas y entrenadores, queremos un mensaje sencillo. Que la colectividad nos va a ayudar a tener más confianza, a ser más agresivos, y ser más capaces con balón porque este equipo lo ha demostrado.

¿Quiénes serán sus ayudantes?

Los que están en el club. Veremos más la semana que viene. Raúl Tamudo va a estar conmigo. Sé que la multitud está en un momento difícil, nadie se esperaba esta situación, pero mientras tengamos la esperanza de conseguir objetivos los tenemos que hacer.

¿Se siente un kamikaze por aceptar el cargo de monitor?

Soy una persona de club desde hace dos abriles. Posiblemente no estoy siempre hablando, solo cuando es necesario, pero creo que debía hacerlo. Se palabra con el Consejo y el presidente. Estoy para dar la cara siempre, de aquí hasta el final. Lo hice como ludópata y eso no va a cambiar. No es ser más robusto o menos, sino que cuando tienes que estar y puedes cambiar cosas, puedes aportar, por querer al club sopeso más lo positivo. Si conseguimos que la multitud esté orgullosa en estos siete partidos tendremos la sensación de haberles defraudado pero mucho menos.

¿Cómo ha sido el adiós de Abelardo?

Es una intrepidez del club y yo he dicho ok. Lo que pueda perder lo sabremos con el tiempo. Pero soy animoso y pienso que podemos vencer poco, porque si no evidentemente no estaría aquí.

¿Ha llegado a temer por su cargo?

Son situaciones que evidentemente desde fuera se ven con una perspectiva. Desde adentro era responsable del primer equipo pero con una estructura. Desde enero, estando en el mismo circunscripción, dediqué mucho tiempo al mercado. Tengo una parte importante de responsabilidad pero nuestros jugadores son muy buenos, mejores de la situación que están viviendo.

¿Por qué motivos se ha despedido a Abelardo?

El COVID-19 ha paralizado muchas cosas. No entraré en muchas valoraciones pero el míster sí se merece un apunte por lo que nos ha ayudado. Son situaciones que un club maneja por el contexto y la inercia. Yo estaba contento trabajando con él pero sabemos los últimos acontecimientos que se han regalado. Pero yo estoy aquí y empieza una etapa de siete partidos, y mañana tenemos el más importante de nuestras vidas.

¿Qué mensaje proyectaría a la gusto?

El mensaje a la gusto es que voy a trabajar para que se sientan orgullosos de lo que vean, ganemos o perdamos. Voy a pelear al mayor con el cómo. Si eso lo hacemos admisiblemente, estaremos cerca de alcanzar resultados. No me preocupan resultados, sino cómo hacer las cosas. A los futbolistas les he dicho que para poner al fútbol debes disfrutar de tu profesión y respetarla. Yo no sé moverme de otra modo. Mis títulos me los ha regalado el fútbol.

¿Se verá ya frente a el Madrid poco de Rufete en el Espanyol?

Habrá un pequeño o gran porcentaje que será un plan de partido. Pero estaré muy contento si acabamos el partido con un gran resultado y sobre todo con que los jugadores hayan podido tener la capacidad de adaptarse a cada situación de partido no por lo que les diga el monitor.

¿Cómo se dirige al peor Espanyol, números en mano, de la historia?

Muchas veces nos gustaría que la multitud estuviera más cerca para que viera todo lo que uno intenta hacer para que las cosas salgan admisiblemente. A día de hoy posiblemente seamos el peor por las estadísticas, pero me tocan siete partidos y ojalá pueda mejorar los datos, que nos lleven a conseguir el objetivo pese a la dificultad. Nos gustaría cambiar todo lo que nos ha sucedido pero nos quedan siete partidos, no tenemos más crédito.

¿Cómo se gestiona un vestuario que sabe que usted dará las bajas a final de curso?

Hay un porcentaje de ellos que no conozco y lo voy a conocer, y al revés. Pero todo se va a hacer por competir. No vamos a cambiar de la sombra a la mañana, pero si tenemos la intención, el camino ya ha empezado.

¿Abelardo sale del club por no querer renovar?

No, es una intrepidez del Consejo, asimismo del presidente y de las situaciones que se han ido viviendo.

¿Usted habría cesado a Abelardo?

Yo he apostado por él, le he apoyado hasta el postrer segundo, he hablado con él, le he regalado un sobo. La multitud debe entender que un club es una estructura y que hay decisiones que se toman más en lo alto de lo que es un cargo pero con consenso. No hay que apañarse tantas cosas cuando se toma una intrepidez. Estoy libertino de cualquier cosa y por eso tengo la tranquilidad de activo dicho que sí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *