Resumen y goles del Parma

Con goles de Bastoni De Vrij en los instantes finales, el Inter logró una triunfo agónica frente a un Parma que cuajó un partido casi valentísimo durante 84 minutos. Le faltó sentenciar y a almohadilla de insistir una y otra vez, los ‘nerazzurri’ lograron derribar un tapia que les mantiene a ocho puntos del líder.

29/06/2020 a las 00:29

CEST


X. Serrano

PAR

INT

Parma

Sepe; Laurini (Darmian, 87′), Dermaku (Regini, 77′), Bruno Alves, Gagliolo (Pezzella, 46′); Kucka, Scozzarella (Hernani, 55′), Kurtic; Kulusevski, Cornelius y Gervinho.

Inter

Handanovic; Godín (Bastoni, 73′), De Vrij, D’Ambrosio; Candreva (Moses, 69′), Barella, Gagliardini, Biraghi (Young, 69′); Eriksen (Alexis, 69′); Lukaku y Lautaro Martínez (Borja Valero, 89′).

Goles

1-0 M. 15 Gervinho. 1-1 M. 84 De Vrij. 1-2 M. 87 Bastoni.

Árbitro

Fabio Maresca. T.A.: Dermaku (30′), Kucka (49′), Kurtic (89′) / Lautaro Martínez (28′), Gagliardini (49′), Godín, (71′), Moses (90′). T.R.: Kucka (85′)

Presionado por las victorias de Juve Lazio por delante, y Atalanta por detrás, al Inter solo le valían los tres puntos. Un imperativo al que tendrían que contestar sin Antonio Conte, en la anfiteatro por acumulación de tarjetas, ni Milan Skriniar, sancionado los próximos tres partidos. Los ’nerazzurri’ llegaban a la cita con dos apremiantes tareas pendientes: cultivarse a cerrar los partidos y dejar de encajar goles.

Pronto las cartas quedaron sobre la mesa. El Inter dominaba desde el toque y el Parma, perfectamente plantado, restaba presto al contraataque. El intercambio de golpes estaba servido. Empezaron los de Conte con un córner que Gagliardini peinó al primer palo y sacó la defensa bajo palos. Respondieron de inmediato los ‘crosciati’. Laurini desbordó hasta la serie de fondo y cedió detrás para el remate franco de Gervinho, fuera por un alfiler.

No perdonaría la posterior el marfileño. Recibió un profundo remesa cruzado de Fucka, sentó a Candreva con un conato y fusiló a la red. El tanto hizo aflorar el nerviosismo ‘nerazzurro’. Fallón con el cuero y precipitado en la definición, el conjunto lombardo hacía aguas cuando perdía el balón. Poco obligado detrás, el Parma se plantaba con pasmosa facilidad en las inmediaciones de Handanovic. Si no cayó el segundo fue por la desliz de precisión de Cornelius y compañía en el remate.

Aunque previsible, el Inter volvió mucho más insistente tras el refrigerio, pero frente a él se erigió un tapia blanco. Los intentos de EriksenLautaro Godín siempre chocaban en el posterior instante contra algún rival. Por contra, el Parma se plantaba en tres zancadas en el radio rival. Kulusevski, el más peligroso, tiró cerca del palo y exigió a Handanovic.

Se agotaba el tiempo y el cuadro lombardo intensificó su asedio hasta que, al borde del colapso, De Vrij empató en un potente cabezazo. Kucka dejó con uno menos a su equipo por protestar al árbitro y el Parma se hundió, arrollado por un Inter que logró el triunfo en un cabezazo trágico y certero de Bastoni. El tapia terminó por caer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *