Resumen y goles del Nimes-PSG de la Ligue 1

Las cosas empiezan a retornar a la normalidad en la Ligue 1. La revolución de equipos como el Rennes, el Saint-Étienne, Lille o Lens tiene aniversario de caducidad si el PSG sigue con la velocidad de crucero que puso tras sus dos tropiezos iniciales en las dos primeras trayecto ligueras. Hoy saldaron un difícil compromiso en presencia de el Nimes traumatizado por la plaga de bajas que ataca al equipo parisino y por la marcha de un Neymar que finalmente no entró ni en la convocatoria.

Act. a las 23:15

CEST


Arnau Montserrat

NIM

PSG

Nimes

Reynet; Burner, Florian, Landre, Paquiez; Fomba (Ahlinvi 85′), Cubas (Pablo Martínez 54′), Deaux; Ripart (Koné 85′), Roux (Airibi 67′), Eliasson (Majouga 85′).

PSG

Navas; Florenzi (Kays Ruiz 84′), Diallo, Kimpembe, Bakker; Gueye, Paredes (Herrera 11′), Rafinha (Dagba 58′); Sarabia, Mbappé (Jesé 84′), Kean.

Goles

0-1 M.32 Mbappé; 0-2 M.77 Florenzi; 0-3 M.83 Mbappé; 0-4 M.88 Sarabia.

Árbitro

Clement Turpin. T.A.: Deaux (6′) / Rafinha (18′), Gueye (20′). T.R.: Landre (12′).

No pintaba admisiblemente el partido, pero los de Tuchel salieron del Stade des Costières con más buenas telediario que malas. A diferencia de lo que se había gastado hasta ahora, el PSG salió con mentalidad ganadora desde el minuto 1 con la frescura y las ganas que siempre aportan los jugadores menos habituales. Debutaron todavía Kean y un Rafinha que tuvo un peso importante durante todo el partido.

La ultraje de Paredes, uno más a la repertorio, dejaba con cara de pocos amigos a un Tuchel al que se le pasó el enfado cuando Rafinha provocó la polímero roja directa antaño del primer cuarto de hora de selección. Una entrada muy fea de Landre, a la cumbre de la cintura y clavándole los tacos al ya ex deportista del Barça, allanó el camino a los parisinos.

Si encima Rafinha es capaz de entenderse con Mbappé, doble satisfacción. El francés, que había perdonado un cabezazo en primera instancia, no desperdició el caramelo que le mandó el brasileño en forma de pase que lo dejó solo en presencia de un Reynet vendido. Mbappé lo dejó sentado y remató a placer con la puerta vacía.

Poco se pudo recriminar el cancerbero del Nimes que salvó los muebles en innumerables ocasiones con paradas de mucho mérito que evitaron que el partido quedara gastado para sentencia antaño del refrigerio. 

El Nimes siguió perdiendo metros con el paso de los minutos en la segunda parte pero el PSG, cómodo con el partido, no tenía el mismo peligro que en la primera parte. La aventura de Rafinha en su apertura terminó pronto, en el 58′, cuando salió del ámbito de selección para dar entrada a Dagba. 

El peligro para los de Tuchel era dar el partido por reses. El resultado seguía siendo un triunfo por la mínima y cualquier susto costaba puntos. La espesura de uno y otro equipos siquiera invitaba a pensar en un igualada lugar. La mejor para matar el partido la tuvo Florenzi con un remate de voleo que terminó contra la madera y minutos posteriormente se volvió a encontrar con el palo en un remate de habitante inapelable.

Tanto lo intentó el italiano que finalmente encontró premio a diez minutos para el final con el segundo gol del partido. Le dolió demasiado el gol al Nimes que se caldo debajo y el PSG abusó. Mbappé se apuntó su segundo gol y Sarabia ponía el definitivo 0-4. El PSG duerme líder, empatado a puntos con el Rennes, a la paciencia de los resultados del Lens y del Lille.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *