Resumen y goles del Nápoles

Zlatan Ibrahimovic concentró todas las miradas en la conquista del Milan en San Paolo, un prestigioso triunfo que refuerza el liderato ‘rossonero’. El punta sueco encarriló el partido con dos goles y se consagró como ‘capocannoniere’ en solitario con diez dianas en seis partidos, dos más que Cristiano Ronaldo, pero se retiró con problemas musculares a merienda minutos del final.

22/11/2020 a las 23:06

CET


X. Serrano

NAP

MIL

Nápoles

Meret; Di Lorenzo, Manolas, Koulibaly, Mario Rui; Fabián Ruiz (Elmas, 90′), Bakayoko; Politano (Petagna, 68′), Lozano (Zielinski, 56′), Insigne; Mertens.

Milan

Donnarumma; Calabria, Kjaer, Romagnoli, Hernández; Bennacer, Kessie; Saelemaekers (Castillejo, 73′), Çalhanoglu (Krunic, 87′), Rebic (Hauge, 73′); Ibrahimovic (Colombo, 79′).

Goles

0-1 M. 21 Ibrahimovic. 0-2 M. 55 Ibrahimovic. 1-2 M. 63 Mertens. 1-3 M. 90 Hauge.

Árbitro

Paolo Valeri. T.A.: Bakayoko (2A, 16′ y 66′), Rui (82′) / Saelemaekers (47′), Rebic (59′), Kessie (76′) y Castillejo (85′).

Ibra decantó un partido muy igualado delante un Nápoles que en absoluto tiró la toalla pese a ir siempre por detrás en el grabador y competir con uno menos desde el minuto 65’ por la expulsión de Bakayoko por doble amarilla. Con los de Gattuso volcados al ataque, Hauge logró al contraataque el definitivo 1-3

Máxima igualdad

El líder saltó al verde con la asignatura mejor aprendida. Maniató al Nápoles con una presión asfixiante sobre la salida ‘azzurra’ y generó mucho peligro con un bisagra asociativo y erecto. Tras tres avisos, Theo puso desde la izquierda un centro preciso para Ibra, que se anticipó en las directiva a Koulibaly para cruzar un molondrón al fondo de la red.

La reacción campana fue furibunda. Pese a la resistor ‘rossonera’, el Nápoles encerró al Milan con un fútbol asociativo muy dinámico al que solo faltó precisión en el remate. Hasta cinco llegadas peligrosas, siendo las más claras un remate de Di Lorenzo al apoyo en un córner y un chut de Mertens que sacó debajo Donnarumma.

Regresó con la misma intensidad tras el alivio el Nápoles, que sin secuestro se vio sorprendido al contraataque. Rebic encontró una autopista en la bandada izquierda y centró para que Zlatan marcara a bocajarro el 0-2 con el muslo. 

No se rindió el cuadro de Gattuso, que recortó distancias de inmediato por mediación de Mertens, que rebañó un balón suelto en el radio. Ya sin Ibra en el campo, siquiera la expulsión de Bakayoko amedrentó a un Nápoles que recibió 1-3 de Hauge en la última batalla del partido, volcado al ataque.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *