Resumen y goles del Inter

Un punto y gracias es lo que se llevó el Inter en su estreno europeo delante el Borussia Mönchengladbach. Un gol en el tiempo añadido de Romelu Lukaku, que igualmente abrió la bote, permitió a los ‘nerazzurri’ igualar la remontada alemana. Una resurrección facilitada por los descuidos de Arturo Vidal, que cometió el igualada del 1-1 y se dejó superar la espalda en el 1-2.

Act. el 22/10/2020 a las 00:02
CEST


X. Serrano

INT

MON

Inter

Handanovic; D’Ambrosio, De Vrij, Kolarov; Darmian, Barella, Vidal, Perisic (Bastoni, 79′); Eriksen (Brozovic, 79′); Lukaku y Alexis Sánchez (Lautaro Martínez, 46′).

Borussia Mönchengladbach

Sommer; Lainer, Ginter, Elvedi, Bensebaini; Kramer, Neuhaus; Thuram (Wolf, 90′), Embolo (Herrmann, 75′), Hofmann; Plea (Stindl, 90′).

Goles

1-0 M. 49 Lukaku. 1-1 M. 62 Bensebaini (pen.). 1-2 M. 85 Hofmann. 2-2 M. 90 Lukaku.

Árbitro

Björn Kuipers (Países Bajos). T.A.: D’Ambrosio (17′), De Vrij (65′), Handanovic (82′) / Kramer (68′).

Poco antiguamente del comienzo, el réprobo coronavirus le jugó a Antonio Conte la enésima mala pasada. Hakimi, uno de los jugadores más en forma de la plantilla, daba positivo. La finca devaluación por covid-19 en un cuadro ‘nerazzurro’ que partió de inicio con Alexis en punto de Lautaro. Elección inesperada de un Conte que brindó a Eriksen, brillante con Dinamarca e incómodo en Milán, el escena para reivindicarse. Y repitió Vidal, ya consolidado.

Delante, un Gladbach de entrada abrumado por la osadía italiana. El Inter mordía en la salida de balón y anuló la conexión con los mediocentros. Y se se veía superado, error. Una y otra vez. El surtido a duras penas fluía. Cuando recuperaba el cuero, el cuadro lombardo se topaba con un agrupación de hormigón armado. Ni una rendija para Eriksen, con ganas de ser protagonista pero intermitente sin casi nada espacios. Solo el desborde de Perisic en lado izquierda planteaba algún apuro al equipo germano.

Pero con el avance del crono, el partido mostró síntomas de tolerancia. Con el Inter instalado en campo rival, el Gladbach se atrevió a salir en transición aunque sin logro en el final pase. Un atrevimiento que casi castigó Lukaku al filo del refrigerio con un derechazo que acarició la madera al filo del refrigerio.

Los errores de Arturo Vidal le salieron muy caros al Inter | EFE

A los ‘nerazzurri’ les había faltado fluidez en el final tercio de campo y Conte lo tuvo claro: al campo Lautaro por Alexis. Cuatro minutos tardó en darle la razón. El argentino prolongó un balón en profundidad de Vidal que D’Ambrosio cedió a espaldas para que Lukaku estrenara el grabador. El tanto espoleó al Inter, decidido a aniquilar el choque. Imponía su ley en la medular y generaba peligro por lado, con un Darmian muy incisivo. 

Y cuando todo apuntaba al 2-0, llegó el 1-1 en una argumento aislada. Pasado de revoluciones, Vidal barrió a Thuram internamente del campo de acción. Visita al VAR, penalti y misil de Bensebaini oportuno al poste. Imposible para Handanovic, que adivinó al trayectoria. La emergencia y el cansancio zarandearon el choque, con el Inter redoblando su postura. Eriksen disparó cerca del palo y, a renglón seguido, Lautaro estrelló una voleo contra la madera. 

El cuadro de Conte llegaba más robusto al tramo final cuando un nuevo error de Vidal lo dejó en la lienzo. Neuhaus se inventó un pase que abrió en canal al Inter y el chileno, para más inri el final hombre, se dejó superar la espalda por un Hofmann que superó a Handanovic entre las piernas. Pero en el final suspiro, el cuadro italiano demostró compartir el carácter irreductible de Conte y empató la contienda en una argumento a balón parado que embocó Lukaku. Al final, 2-2, un resultado mínimo malo para el Real Madrid

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *