Reivindicación exprés de Joel

La mano salvadora de Joel Robles a Wu Lei, en la que será una de las paradas del año, permitió al Betis triunfar su primer partido después del confinamiento y respirar ya de modo casi definitiva por la salvación de categoría. Incluso frente a un colista que llegaba desahuciado, la imagen del equipo ahora dirigido por Alexis Trujillo volvió a ser inconsistente, timorata, pero el zaguero madrileño se reivindicó dejando en casa los tres puntos y la tranquilidad. Joel, que ha estado en el punto de mira todo el año.

Para muchos, la puerta verdiblanca perdía entidad con la marcha de Pau López a la Roma. Joel había sido un suplente de garantías durante la pasada temporada pero el dimisión del catalán, el novato Dani Martín, tan pronto como si había jugado algunos partidos en Segunda División con el Sporting. Las pocas actuaciones de Dani en la meta verdiblanca despejaban de momento dudas acerca de si los tres palos habían sufrido un retroceso en su seguridad. Joel se encontraba en medio de estas críticas aunque, con sus fallos, ha redimido conveniente más de lo que le ha quitado al Betis esta temporada.

Los miedos llegaron igualmente con el regreso de los entrenamientos, pues Joel fue uno de los tres verdiblancos que se tuvo que resultar en casa más tiempo de la cuenta al poseer cedido positivo por coronavirus, en su caso encima por PCR, lo que le mantuvo en su casa casi dos semanas más que sus compañeros. Eso igualmente da idea de la importancia del meta titular a pesar de las dudas, infundadas en muchos casos, que se cernían sobre él. Joel prometió conservarse en forma y lo ha hecho.

Como ocurrió frente a el Espanyol. El Betis conseguía dejar su puerta a cero nueve encuentros luego, tras el 0-0 que cosechó en Leganés el 16 de febrero. Los verdiblancos son el tercer equipo que más tantos ha encajado en la categoría, 48, sólo por detrás precisamente del Espanyol y del Mallorca. La revés al sistema de cinco defensas y un pivote defensivo (Guido Rodríguez) contribuyeron a que eso ocurriera pero sin la parada milagrosa de Joel no habría existido eso ni seguramente, la trofeo. En el inauguración de Alexis, volvió a ser el meta madrileño el que salvara los muebles en Heliópolis.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *