Rafinha se olvida del Barça

Rafinha ha llegado a París con muchas ganas de reivindicarse y demostrar lo buen futbolista que es. A sus 27 primaveras, el hermano de Thiago ha aterrizado en un equipo arrollador en Francia que ha vacada siete de las últimas ocho ligas y que, cada vez se acerca más a su objetivo europeo. El año pasado sin ir más acullá, se quedó a las puertas del título. Ahora con Rafinha acompañando a Neymar, Mbappé y compañía, el equipo parisino pretende alcanzar aún más su dominio tópico y conseguir por fin la ansiada corona europea.

Act. a las 18:55

CET


Pep Santos

El mediapunta hispano-brasileño ha llegado libre desde Barcelona, aunque el equipo parisino podría conseguir a abonar hasta tres millones de euros en qüestion de variables por su traspaso. De momento, el internacional brasileño ya ha disputado tres encuentros con la camiseta azulgrana del PSG; una derrota en Champions League contra el Manchester United, en la que Rafa solo jugó los últimos merienda minutos de aproximación, y dos goleadas en Ligue 1, en las que, el pequeño de los Alcántara consiguió dar su primera amparo con un pase al espacio delicioso para un Kylian Mbappé rapidísimo.

Tras su buen puesta en marcha con el equipo francés, Rafinha ha hablado de su acomodaticio y rápida acoplamiento en el equipo de francés, donde se ha incompatible a un añejo amigo como es Neymar y a un liga de futbolistas que le han acogido con los brazos abiertos: “El entorno adentro del vestuario es muy bueno, con jugadores que se conocen desde hace primaveras. Me adapté admisiblemente durante los primeros días, que fueron muy agradables porque mis nuevos compañeros me recibieron muy admisiblemente. Todo pasó muy rápido, y debo pagar a los jugadores y al monitor por explicarme cómo funciona el club durante estas primeras semanas”

El exblaugrana continuó explicando que se sentía muy cómodo jugando en el 4-3-3 que suele alinear Thomas Tuchel por qué, tal y como decía Rafinha “crecí con esta formación en las categorías inferiores del Barça”.

Finalmente, el nuevo futbolista parisino quiso explicar como se dio la envite en que connectó ese delicioso pase a Mbappé que acabó en gol de la suerte francesa “Recuerdo que cuando Keylor Navas agarró el balón salió y comenzó un rápido contraataque. Estaba solo y sabía que si su pase me venía a mí, estaría de cara a la defensa, y que Kylian, con su velocidad estaba a mi izquierda. Lo único que pensé fue encontrarlo en profundidad, porque sabía que se quedaba solo encarando al cancerbero. Vi el espacio y darle el balón fue muy acomodaticio porque es muy rápido. Era lo que había que hacer para que llegara por delante de la meta.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *