Preocupación en la Real con la plaga de bajas que sufre

Los problemas se le acumulan a Imanol Alguacil a sólo una semana del eclosión de la nueva temporada. La Real Sociedad sufre una plaga de bajas que empieza a ser preocupante, porque ha diezmado de forma importante el potencial de su primera plantilla. A día de hoy, a seis días del primer partido liguero contra el Valladolid, el equipo realista tiene 12 jugadores tocados por diferentes razones y cuya décimo el sábado está cuando menos en el éter.

El extremo en caer ha sido Joseba Zaldua, que salió en la segunda parte del extremo amistoso contra Osasuna y no pudo completar el partido por molestias musculares que no tenían buena pinta, por lo que su concurso en el Nuevo Zorrilla es más que dudoso. Junto a Zaldua, asimismo ha caído en las últimas horas Alexander Isak, asimismo por problemas musculares. Por precaución no fue convocado por su selección, Suecia, en el extremo partido de la Nations League. Se calma que no sea poco de dificultad y que pueda estar a disposición de Imanol a lo generoso de esta semana. No son los únicos jugadores que han caído en las últimas horas. Jon Guridi y Ander Barrenetxea, con los que el preparador realista contaba para los dos últimos amistosos de este fin de semana, ni jugaron por precaución al notar ligeras molestias que recomendaban su alivio para no poner en peligro su décimo en la primera marcha de cinta. Ambos deberían estar listos de cara al inicio de la temporada.

Estos cuatro jugadores se unen a los que llevan ya varios días lesionados y cuya cambio no es lo suficientemente ilusionado como para pensar en que pueden estar listos para este próximo sábado. Lesionados de larga duración están Asier Illarramendi, Ander Guevara y Luca Sangalli. Y menos dificultoso son las dolencias de Nacho Monreal y Martin Merquelanz, pero siquiera estarán recuperados a tiempo. A partir de ahí están los jugadores que han regalado positivo por coronavirus. No está confirmado que Adnan Januzaj hay sido uno de los contagiados por Covid-19, porque dos nombres no han trascendido. Pero lo cierto es que el ludópata belga no ha estado a las órdenes de Imanol en toda la pretemporada, aunque parece que está semana ya por fin se va a poder unir al familia. Aún así le faltará ritmo de competición como para poder ser convocado en esta marcha.

Y luego, todos pendientes de Mikel Oyarzabal y David Silva. Ambos tienen que dar dos negativos seguidos en los test PCR para poder retornar a entrenar con el familia en Zubieta. El capitán realista hará diez días de aislamiento el miércoles, con lo que en caso de que todo salga admisiblemente, llegara muy encajado al inicio de cinta. Y el canario cumple su cuarentena el jueves de esta semana, así que sin suceder hecho todavía ningún entrenamiento a las órdenes de Imanol, hay que descartarlo para competir contra el Valladolid.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *