¿Por qué el Real Madrid no tiene un equipo de eSports?

El sector de los videojuegos es uno de los que se ha disparado con el confinamiento obligado por la pandemia del coronavirus. Día sí, día incluso, incluso los futbolistas profesionales se muestran en redes sociales mostrando sus habilidades durante la cuarentena. Uno de ellos, Marco Asensio, ha demostrado ser un crack al mando del FIFA20 y se llevó el challenge benéfico que organizó Ibai Llanos contra otros jugadores de Primera. Un dominio que incluso está mostrando en los partidos organizados entre representantes de las selecciones. Gracias al balear, España ganó a Alemania. Los eSports están recibiendo un nuevo empujón, conectan con los aficionados más jóvenes y los clubes se han subido con alegría al tren de los deportes electrónicos. Son mayoría: 36 de los 42 clubes de LaAleación tienen equipo de eSports… ¿Por qué el Real Madrid no ha entrado aún en este negocio tan al plataforma?

“Tarde o temprano el Madrid formará parte de este mundo, es imparable”, cuenta a AS un entendido en el ramo. La crisis del coronavirus, de hecho, parece activo frenado momentáneamente proyectos como este en la entidad blanca. Ya se estaban dando los primeros pasos. Uno de los primeros intentos de la entidad de Chamartín fue con los MAD Lions, uno de los equipos más prestigiosos en España, en manos entre otros de dos conocidos gamers y YouTubers (Vegetta777 y Willyrex). Aquello no fraguó y el Madrid sigue a la demora de cómo entrar en el mundillo. De Primera, sólo quedan el club de Concha Espina, la Real Sociedad, Athletic y Osasuna. De Segunda faltan a la cita el Rayo Vallecano y el Almería.

La forma de introducirse es diversa. Hay clubes como el Atlético y el Valencia, por ejemplo, que han unido fuerzas con equipos ya establecidos de eSports. Barcelona y Mallorca, por ejemplo, van por evadido. La competición orquestada por la LaLIga y la que organiza la VFO (Virtual Football Organization) se juega con el FIFA20, de la empresa EA Sports (que trabaja, por cierto, con el Madrid). El club culé y el balear tienen un acuerdo de patrocinio con una empresa rival, Konami.

Millones de visualizaciones, audiencias en siete países…

De todos modos, si quedaba alguna duda del poder de inteligencia de los eSports y el negocio que se le abre a los clubes profesionales de fútbol, el challenge benéfico de Ibai Llanos (se recaudaron 190.000€) que ganó Asensio fue un acontecimiento incluso fuera de España. Se registraron más de 11 millones de visualizaciones a través de los canales oficiales de LaAleación y el perfil de Twitch de Ibai. Un evento que se siguió en siete países e incluso fue televisado. Y una tendencia en la que están involucradas otras grandes Ligas europeas.

La posición del Real Madrid es clara: no entrará hasta que no tenga a tiro un plan potente. Le pasó con el fútbol afeminado, aunque el brinco no se iba a hacer tanto de rogar. Que está en la hoja de ruta del club quedó salvoconducto en el anuncio de cómo sera el nuevo Bernabéu. Entre las novedades, Florentino Pérez anunció la creación de un pabellón para acoger competiciones de eSports. La prioridad del club ahora mismo es analizar y planificar cómo combatir los posesiones económicos tan graves que está dejando tras de sí el COVID-19. Los eSports en esencia madridista tendrán, por ahora, que esperar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *