Pochettino es el único que está entre Zidane y Raúl Gonzalez

Las dos derrotas consecutivas y las malas señales que está mandando el Real Madrid en este inicio de temporada han motivado que, como es natural, en el seno de la entidad se empiecen a barruntar alternativas. Por otro flanco, se entiende que Zidane es un monitor imprevisible en sus reacciones, y que igual que abandonó su puesto mínimo más ingresar su tercera Champions consecutiva fue capaz de retornar a exceptuar a la entidad cuando más lo necesitaba. Y si hubiera que apañarse una alternativa al francés hay dos claras, una está en la casa y es Raúl. La otra en el mercado, es Pochettino, ex del Tottenham y único monitor con perfil Real Madrid que está sin equipo. El Madrid ya le tanteó antaño de que viniera Lopetegui…

La opción ideal para Florentino Pérez (siempre en el peor de los casos, si el equipo siguiera cayendo en barrena), es la de Raúl González. Fue el presidente quien insistió a la inscripción del Madrid para que regresara a la entidad a posteriori de activo cumplido una etapa como embajador de la Liga en EE UU. La Youth League ganada por su equipo fue un confirmación para el mítico siete, pero hay dudas en si ya está preparado para dar el gran paso. Zidane cogió al primer equipo a posteriori de una temporada de experiencia como segundo de Ancelotti y de 57 partidos al frente del Castilla (26 victorias, 17 empates, 14 derrotas). Raúl sólo hizo unos meses de enlace entre el presidente y el primer equipo, sin labores en el staff técnico, y lleva al frente del Castilla 29 encuentros (11 victorias, diez empates, ocho derrotas).

En cuanto a Pochettino, los coqueteos con el Real Madrid en los últimos tiempos han sido constantes. Está sin equipo y con ganas de entrenar. El problema es que al no ser un monitor de la casa exigiría un acuerdo de viejo duración y chapado en lo posible. En este sentido, en los últimos tiempos en el Real Madrid es costumbre imponer una cláusula a los técnicos por la cual, en caso de ser despedidos, sólo cobran lo que le reste de la temporada en curso y el posterior año de su acuerdo.

La vez que Pochettino estuvo más cerca de firmar por el Real Madrid fue en el verano de 2018. Pero acababa de renovar hasta 2023 con el Tottenham. “¿Ser fuerte para entrenar al Real Madrid? Al revés… Dijo entonces en la presentación de su sucesos, dejándose querer. Pero ha animado guiños muchas más veces. En 2019, en el último gran bache de Zidane, también sonó. El posterior seña fue hecho recientemente en una entrevista en la Cope: “Por supuesto entrenar al Real Madrid es uno de mis sueños. No sé si seré entrenaré algún día al Madrid porque el fútbol te lleva, pero por supuesto que es mi sueño. Si no es el mejor es uno de los mejores clubes del mundo. No soy diferente, cualquiera lo tiene en su serie de sueños”. Y, de paso, se desmarcó del Barça: No me ofrecieron entrenar al Barça. No me vi con Bartomeu. “Sí comí con Ramón Planes porque tenemos una amistad desde hace muchos años, desde 2009 que fichó por el Espanyol”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *