Osasuna acaricia la permanencia

Pese a cerciorarse prácticamente la salvación al superar en Mendizorroza, los rojillos querían certificarla matemáticamente en presencia de el Leganés. El conjunto madrileño llegaba herido, con 13 puntos menos que los rojillos y con la obligación de despabilarse la vencimiento para apurar las pocas posibilidades que aún tienen de conquistar la permanencia.

Desde los primeros compases Osasuna demostró que quería hacerse con el control del grupo, y a los de Aguirre les costaba muchísimo pisar el ámbito rival. Tardó poco, ocho minutos, en impresionar una bonita jugarreta trenzada entre Adrián y Rubén García, quien se la dio a Fran Mérida y este puso un buen centro para que Enric Gallego se estrenará como goleador rojillo marcando de chilena. Los de Aguirre no bajaron los brazos y se aproximaban, con cierto peligro, a la meta defendida por Herrera. Sin retención, Osasuna se mostraba superior. El Leganés trató de disfrutar un balón que quedó suelto en el ámbito, pero Rodrigues no acertó en el remate. Los rojillos perdieron un poco el control del partido y el los madrileños buscaban sin éxito el igualada. Herrera hizo una buena parada de un balón de Bryan Gil, tras un contragolpe de los visitantes. Los navarros llegaron al refrigerio volviendo a recuperar la superioridad sobre el dominio de grupo y con superioridad en el contador.

En la reanudación en Leganés salió con ganas. Se jugaban mucho y en el minuto 49, tras una buena jugarreta por pandilla derecha de los de Aguirre, Avilés, tras driblar a varios contrarios, de un tiro cruzado imparable con su pierna derecha, establecía el igualada. Pocos minutos luego, Rodrigues obligaba a lucirse a Herrera. Quedaba mucha tela por cortar y los pepineros acechaban la meta rojilla. Osasuna parecía incriminar el desgaste físico de la primera parte. El Leganés lo intentaba de todas las maneras, el igualada no era suficiente y los navarros sufrían. Cardona la tuvo en el descuento tras un pase de barja y además gallego. Cuellar hizo dos paradones, pero Gallegó marcó de cabecera cuando el partido expiraba. Aunque no de guisa matemática, se puede sostener que Osasuna seguirá un año más en Primera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *