Odegaard asoma la cabeza

Martin Odegaard (Drammen, 21 primaveras) ha sacado más de una sonrisa en la sesión matutina de hoy en Valdebebas. El noruego saltó al césped para hacer ejercicios en solitario, entró en contacto con el balón y se le vio suelto, sin molestias. Desde el club se tomarán las máximas precauciones para evitar recaídas, no forzando ni lo más imperceptible. Pero lo cierto es que la imagen resulta positiva e invita a pensar que el dolor ha quedado antes y su envés está próxima.

Se lesionó el pasado 16 de noviembre, tan pronto como una semana antaño del Clásico (se lo perdió). El parte médico dictaminó que sufría una agravio en el sóleo de la pierna derecha: tiempo de recuperación no concretado, pero en torno a las 2-3 semanas. Todo fue posteriormente del parón de selecciones en el que disputó tres partidos de gran envergadura con Noruega. Entre ellos, dos clasificatorios y uno de repesca (contra Serbia, perdiendo por 1-2). La carga de minutos detonó que tuviese que detener varias semanas, pero el presente es entusiasta y ya asoma la cabeza.

Odriozola, otro brote verde

También se ejercitó en solitario sobre el verde de Valdebebas. Corrió, tocó balón y golpeó suavemente, dejando buenas sensaciones. Su regreso sería una comunicación sobresaliente para Zidane, que achicaría aguas en el problema del colateral derecho y, por fin, podría contar con uno natural. Eso no quita que, trillado el nivel de Lucas Vázquez en el carril defensivo, el monitor pueda plantearse sostener al gallego en esa posición, a pesar de la envés de Odriozola. La ecuación deberá ser resuelta por Zizou.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *