Oblak quiere mejorar su balance con los clubes alemanes

Jan Oblak (27 abriles) es uno de los puntales del Atlético de Madrid. El meta se ha consagrado como uno de los porteros más determinantes del mundo desde que está en el equipo rojiblanco, como demuestra el hecho de que ha vacada durante cuatro temporadas consecutivas el Trofeo Zamora (este año se lo ha quitado Courtois). El esloveno ayuda a sumar muchos puntos y vencer partidos a su equipo con sus paradas. Sin requisa, tiene una pesadumbre clavada: no se le dan correctamente los equipos alemanes.

El próximo jueves día 13 a las 21:00, el Atlético tiene una cita con los cuartos de la Champions frente a un rival teutón, el Leipzig. Muchas de las opciones del equipo de Simeone pasan por que Oblak mantenga su nivel habitual bajo los palos. El cancerbero lleva seis temporadas en la disciplina rojiblanca y en ese tiempo, ha jugado diez partidos contra equipos germanos, con un balance muy parejo: cinco victorias, un igualada y cuatro derrotas.

La primera vez que el Atlético se midió a un equipo de ese país con Oblak defendiendo su meta fue la temporada 2014-15 (la primera de Jan en el club). El rival era el Bayer Leverkusen en los octavos de final de la Champions. En el partido de ida, vencieron los alemanes por 1-0 y Moyá fue el meta titular. En la reverso, asimismo empezó en el merienda el gachupin, pero se lesionó a los 23 minutos y entró Oblak en su emplazamiento, siendo el héroe del partido. Un gol de Mario Suárez forzó la prórroga y en la tanda de penaltis, el esloveno detuvo el primer lanzamiento del Leverkusen desde los merienda metros, abriendo el camino para la clasificación de los rojiblancos para los cuartos.

La campaña sucesivo asimismo se cruzaría un club teutón en la ruta de los de Simeone en dirección a la final de la Champions. En este caso fue el Bayern de Múnich en las semifinales. Oblak ya se había hecho con el puesto indiscutible como cancerbero titular y en la ida celebrada en el Vicente Calderón, se impusieron los colchoneros por 1-0. La reverso en el Allianz Arena fue tensa y los atléticos lograron pasar a la final pese a perder por 2-1 gracias al valía doble de los goles en campo contrario.

En la temporada 2016-17 hubo un doble enfrentamiento entre el Atlético y clubes germanos. En la escalón de grupos, los pupilos del Cholo volvieron a encontrarse con el Bayern de Múnich. En el primer partido, jugado en casa de los colchoneros, estos ganaron 1-0, mientras que, en el segundo cruce, el triunfo fue para los bávaros, asimismo por 1-0. Ambos se clasificaron para octavos de final y en esta ronda fue el Leverkusen el que se vio las caras con los rojiblancos. En la ida, que se disputó en el BayArena, Oblak no fue titular y le suplió Moyá. El partido finalizó con un resultado de 2-4 para los madrileños. En la vuelta, el esloveno sí estuvo bajo los palos en el Calderón, y no encajó, acabando el partido 0-0.

Hasta el curso 2018-2019 no volvió a tener el Atlético un rival teutón. En esta ocasión, fue el Borussia Dortmund en la escalón de grupos. El primer enfrentamiento tuvo emplazamiento en el Signal Iduna Park y no trae buenos memorias a los colchoneros en caudillo ni a Oblak en particular. Y es que los amarillos golearon por 4-0 a los de Simeone. Sin requisa, los rojiblancos se resarcieron en el segundo partido y vencieron por 2-0.

Para finalizar, esta temporada otra vez el Leverkusen el que se ha cruzado en el camino del Atlético. Fue en la escalón de grupos y cada uno ganó el partido que jugó en casa. En el primer duelo, celebrado en el Wanda Metropolitano, los rojiblancos se impusieron por 1-0, mientras que en el segundo la conquista fue para los germanos por 2-1.

Por tanto, desglosado por equipos, el balance de Oblak como cancerbero del Atlético delante equipos alemanes es el sucesivo: contra el Bayern de Múnich ha jugado cuatro partidos, de los que ha vacada dos y ha perdido otros dos, encajando tres goles en total. Ante el Bayer Leverkusen asimismo se ha enfrentado cuatro veces (tres como titular y una saliendo desde el banquillo) consiguiendo dos victorias (una de ellas por penaltis), un igualada y una derrota, recibiendo dos tantos entre todos ellos. El otro rival ha sido el Borussia Dortmund, con el que se ha manido las caras dos veces, con un saldo de un triunfo y una derrota con cuatro dianas en contra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *