Messi duda

Tras la reunión del miércoles entre el padre de Leo Messi y el presidente Bartomeu del club que certificó que las posturas de ambas partes siguen estando alejadísimas, parece que las dudas asaltan al futbolista, que comienza a ver que, tal y como dijo su padre nulo más poner pie en Barcelona, su salida del club está “difícil, difícil”. Tanto, que la opción de seguir un curso más en el club blaugrana hasta agotar su acuerdo y luego irse gratuito con todas las de la ley y sin problemas ya se contempla cuando hace una semana estaba más que descartada.

La viaje posterior al primer contacto directo entre Bartomeu y Jorge Messi fue de valoración interna. Por usar un símil deportivo, tras los primeros minutos de partido, entreambos equipos solicitaron un tiempo muerto para reunirse con los suyos y trazar el posterior paso.

Por parte del Barcelona la convicción en la postura expresada por el presidente en la reunión con el padre del deportista sigue igual de sólida. El club negociación de transmitir, con cierto éxito, una imagen de tranquilidad propia del que está dominando el relato. Desde el club confirmaban que no había ninguna reunión programada, pero que si les llamaban, no tendrían ningún problema en retornar a sentarse a negociar bajo la premisa del cuota de los 700 millones de la cláusula o renovación.

En el flanco de Messi son conscientes de que se retraso un movimiento por su parte. La presión mediática se centra más en los movimientos de Jorge por Barcelona y en la vigilancia de la casa del figura en Castelldefels, cercada por cámaras de televisión las 24 horas del día. Que nadie persiga a Bartomeu y que todos los medios estén pendientes de Leo y su padre demuestra cuál es la lectura que interesa más.

El silencio de Messi aumenta los rumores respecto a sus dudas. Es natural pensar que si no se pronuncia es porque no sabe aún que sostener. Y en este contexto en Argentina surgió en la mañana del miércoles al jueves la anuncio de que Messi ya valoraba seriamente la idea de seguir en el Barça.

Los mismos periodistas que adelantaron la tramitación del burofax hablaron de que “en un 90 por ciento, Messi seguirá en el Barcelona”.

La enjambre de reporteros que cada día monta cuidado en presencia de el domicilio de Jorge Messi y las oficinas de la Fundación donde trabaja le preguntaron al padre del deportista de guisa atropellada si podía confirmar este extremo en un momento en el que salió a ingerir y Jorge contestó un “no sé” poco convincente que algunos medios interpretaron como un sí. Más dudas.

Tras suceder la mañana en sus oficinas, Jorge Messi se trasladó a primera hora de la tarde al domicilio de Leo en Castelldefels, cercado como si fuera el Chopo por cámaras de televisión y medios gráficos desde el martes.

Allí debatieron la logística a seguir a partir de hoy. Por la mañana, las cámaras que montan cuidado pudieron ver a Leo jugando a pádel y por la tarde le visitó Luis Suárez con sus hijas.

Al mismo tiempo, volvía a crecer el rumor de que el deportista iba a pronunciarse finalmente de alguna guisa rompiendo así un silencio que le está perjudicando de cara al inclinado. Tras una tarde esperando su lectura, se descartó, pero parece que está al caer. Pero todo son dudas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *