La Real Sociedad completa en Cádiz el mejor arranque liguero de su historia

La Real Sociedad de Imanol Alguacil sigue rompiendo registros históricos a un ritmo que da desvanecimiento. Después de su victoria por la mínima en el Ramón de Carranza, el equipo txuri-urdin ha conseguido el mejor arranque liguero de toda su historia, superando incluso al del plantel entrenado por Raynald Denueix en la inolvidable temporada del final subcampeonato. Ganar el próximo domingo al Villarreal supondría el récord ilimitado en solitario, encima de su mejor ráfaga de victorias consecutivas en Primera con diferencia.

La última, y única vez en su historia, que había conseguido en Primera división ingresar seis partidos seguidos fue en 1988. Desde entonces, ningún monitor de la Real lo había conseguido. Estuvo cerca Jagoba Arrasate en 2013, pero se quedó en cinco. Ha tenido que impresionar Imanol para ponerlo todo patas hacia lo alto y retornar a poner al equipo realista en registros que se remontan a su época más gloriosa. El monitor oriotarra ha sumado su sexto triunfo consecutivo con el 0-1 del Carranza. Curiosamente, en 1988, la temporada de los dos subcampeonatos de Liga y Copa con Jonh Benjamin Toshack en el banquillo, incluso cosechó el sexto triunfo seguido ganando al Cádiz. Deben ser los caprichos del fútbol.

Este registro espectacular le ha permitido a la Real de Imanol igualar el mejor principio de temporada de la historia txuri-urdin en las diez primeras jornadas. Lo tiene la Real de la temporada 81-82, la que logró el segundo título de Liga. Entonces logró siete victorias, dos empates y una derrota, sumando 23 puntos, que son los mismos que ha cosechado hasta ahora este equipo realista, clavando esos números, aunque eso sí, teniendo mejores registros en los apartados anotadores. Aquella Real de Ormaetxea había traumatizado 19 goles y recibido siete, mientras que esta Real de Imanol suma 21 tantos y solo ha encajado cuatro. Es más, de diez partidos disputados, en ocho ha dejado su puerta inédita. Palabras mayores. Estos 23 puntos dejan, encima, a espaldas la histórica Real del final subcampeonato, la del 2002-03, que había sumado 22 puntos en la marcha 10. Parecía increíble que la Real pudiera retornar a estos datos, pero con Imanol ausencia parece increíble. Y es que el monitor oriotarra es incluso ya por derecho propio el técnico de la Real con mejor promedio de victorias, con casi el 50% de triunfos desde que se hizo cargo del primer equipo.

Pero a pesar de todos estos registros que está pulverizando esta Real, Imanol no quiere desviarse y se centra sólo en la forma de alcanzar las victorias, en el buen solaz de su equipo. “Es tremendo poder conseguir lo que estamos consiguiendo y más de la manera en como lo estamos consiguiendo, es lo que nos hace estar orgullosos. Más que ganar, siempre voy a defender el cómo”. Y siquiera mira al liderato, aunque incluso admite que no siente desvanecimiento por hallarse tan hacia lo alto y que se comienzo a cuestionar por la candidatura al título de la Real. “No sé a quien le entrará desvanecimiento, a mí no, porque no pienso en que llevamos seis partidos seguidos ganados, sino en el próximo. Los datos nos indican que el equipo está adecuadamente, pero no es suficiente. Queremos conseguir poco espacioso y para ello hay que darle continuidad a esto, no vale de ausencia ser líder en la marcha 10, más aún con partidos pendientes de algunos equipos. La clasificación ahora no me dice ausencia, hay que esperar a que queden cinco jornadas. Hay que producirse el invierno, que va a ser duro”. Si lo dice Imanol, habrá que hacerle caso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *