La plantilla realista se somete este martes a un nuevo test PCR

La plantilla de la Real Sociedad se somete este martes a un nuevo test PCR con la esperanza de que no haya más sobresaltos como en semanas precedentes y la confianza de que los dos últimos jugadores que dieron positivo pueda ser negativos para que Imanol Alguacil pueda contar con ellos para el primer partido de Liga en Valladolid. Se tráfico del capitán Mikel Oyarzabal y del único fichaje hasta el momento realista, David Silva.

Ambos lógicamente llegan muy justos al aparición de agrupación, aunque de los dos el que mejor lo tiene para competir en Valladolid es Oyarzabal, que llevaba todo el verano entrenando a las órdenes de Imanol Alguacil hasta que el coronavirus le obligó a detener. Aislado en su domicilio, si da dos negativos esta semana, no es descartable que figure en la directorio de convocados para Valladolid. Pero casi inalcanzable lo tiene David Silva. El mediapunta canario dio positivo en la prueba PCR que se hizo al demorar a San Sebastián y no ha podido ejercitarse todavía en Zubieta. Le descuido ritmo de competición y aún no sabe lo que es trabajar a las órdenes de Imanol, por lo que son demasiados argumentos en contra como para pensar en que puede ser convocado. Pero si entra por fin en el especie ya será una muy buena comunicado.

En la Real esperan como agua mayo esos test PCR del martes para nacer a recuperar efectivos. De momento, de todos los jugadores tocados en las últimas horas, parece que Alexander Isak ya se ha recuperado con Suecia, mientras que los dos jugadores que no jugaron por precaución este pasado fin de semana, Jon Guridi y Ander Barrenetxea, pueden estar disponibles. Llueve menos en ese sentido, así que Imanol podrá alinear un merienda de garantías contra el Valladolid. Además, Merino, Llórente y Zubimendi volverán en condiciones de poder ser convocados para esa primera caminata.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *