La maldición del lateral derecho

El lateral derecho del Granada está detestable. En lo que llevamos de temporada el conjunto nazarí ha tenido infinidad de problemas para poder habitar esa demarcación en el campo. Y es que hasta cinco jugadores diferentes han tenido que hacer la función de ‘2’ este curso en el equipo de Diego Martínez y todos, tras suceder jugado en esa posición, han tenido distintos problemas físicos.

Empezó la temporada con normalidad. Víctor Díaz y Foulquier, los dos jugadores específicos para la posición de lateral derecho, se iban alternando en esa zona del campo. Diego Martínez, fiel a su estilo habitual, rotaba con dos jugadores de su absoluta confianza. Incluso Quini entró en las primeras convocatorias de Liga, ya que en la Europa League no está inscrito, hasta que empezó su calvario con las lesiones musculares que le han hecho estar de depreciación prácticamente lo que llevamos de temporada. Decíamos que todo iba con cierta normalidad en el lateral diestro. Foulquier parecía el favorito en Liga (Athletic, Alavés, Cádiz y Sevilla), mientras que Díaz lo hacía en Europa (Teuta, Lokomitive Tiflis y Malmoe, adicionalmente del batalla contra el Atlético en Liga). Sin confiscación, todo se empezó a torcer el 19 de octubre. Ese día, el capitán nazarí se lesionó en su rodilla (sinovitis) y desde entonces no ha vuelto a una convocatoria. Toda la responsabilidad recaía en el francés, que jugó frente al PSV en Europa League y seguidamente frente al Getafe en el campeonato doméstico. Pero la maldición empezaba a cebarse con el Granada y se caía de la nómina para el choque frente al PAOK por una contusión muscular en el isquiosural de su pierna derecha.

Diego Martínez veía que no tenía opciones para esa posición de ‘2’, que comenzaba a ser un real quebradero de vanguardia. Por eso, para el choque frente al conjunto incomprensible, optó por alinear en el lateral a Antonio Puertas. El habitual extremo tenía que descender unos metros para centrarse en tareas defensivas, además motivado porque Azeez, que además ha jugado en esa parte del campo la campaña pasada, siquiera estaba inscrito en la Europa League y está herido. Puertas cumplió como lateral, pero no terminó de convencer a Martínez, que días posteriormente decidió que Vallejo se convertiría en su ‘2’ en el enfrentamiento frente al Levante en Liga. Parecía que el puesto podría tener dueño definitivo, al menos hasta la recuperación de Díaz y Foulquier. Sin confiscación, el maléfico siguió haciendo de las suyas y volvió a atacar a esa posición del campo. Vallejo dio positivo por la Covid-19 el 3 de noviembre, días antiguamente de choque delante el Omonia en la Europa League. Y Puertas se sintió mal en Chipre para seguidamente además dar positivo por el detestable virus. Diego Martínez tuvo que acudir al canterano Pepe Sánchez para retozar en Nicosia. El novato futbolista cumplió con creces, pero tuvo que ser sustituido en el tramo final del batalla con problemas musculares. Afortunadamente todo quedó en un pequeño susto y pudo ser titular en el partido frente a la Real Sociedad, el zaguero antiguamente del parón por selecciones. Y menos mal que ha llegado este parón para los intereses nazaríes, que podrá recuperar futbolistas para el sucesivo compromiso liguero en casa contra el Valladolid. Al menos, en el lateral derecho…

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *