La baja de Sangalli puede replantear el futuro de Zurutuza

David Zurutuza está antaño sus siete últimos partidos como tahúr de la Real Sociedad… o no. Porque la baja de Luca Sangalli hasta el 2021 puede hacer replantearse su futuro y continuar, al menos, hasta finales de este año 2020. El tahúr de Rochefort tiene claro que su etapa como futbolista txuri-urdin ha llegado a su fin, posteriormente de una vida entera vistiendo la camiseta de la Real, pero fiel a su filosofía de ayudar a su club, podría cambiar sus intenciones y valorar otras opciones si el club le pide que preste un extremo servicio a la causa.

La baja de Luca Sangalli deja la medular de la Real Sociedad para lo que resta de 2020 un poco mermada. Porque asimismo hay que ver cómo y cuándo se puede contar con el capitán Asier Illarramendi, que vuelve a estar dañado; y asimismo la transformación de la traumatismo de Ander Guevara. Son aspectos que en la dirección deportiva se tienen muy en cuenta, por lo que se empiezan a idear diferentes posibilidades para cubrir con garantías el centro de campo, especialmente la primera parte de la próxima temporada. Segura es la revés de Ion Guridi, posteriormente de su buena temporada cedido en el Mirandés. Ya era poco que tenían claro en la Real, y ahora con la traumatismo de Sangalli todavía mucho más. Es un tahúr en el que Olabe, el director de fútbol, tiene muchas esperanzas puestas. Se cuenta asimismo con el chaval del filial, Martín Zubimendi, que está cumpliendo con creces en este final exprés de coalición. A ellos se añaden Zubeldia, Ødegaard y Merino, que formarán la columna vertebral de la Real la próxima campaña. O esa es, por lo menos, la intención del club realista.

Por extremo aparece la situación de David Zurutuza. El club easonense, consciente de la errata de jugadores remisión, se podría idear hable con el mediapunta francés para plantearle que continúe en la Real otra temporada más para ayudar a hacer fondo de armario de garantías en el centro de campo, con la posibilidad de que pueda subsistir desenvuelto en el mercado de invierno. La idea es que pueda ayudar en la primera parte de la temporada y que alargue su final en el club easonense seis meses más. Es solo una posibilidad que barajan en el club delante la inesperada partida de Sangalli hasta 2021. Lo que sí tienen claro en la Real es que, a pesar de darle la baja federativa y poder por ello fichar antaño del final de coalición, no tienen intención de venir al mercado para traer una posibilidad de aprieto que ayude en esta recta final. Tirarán de lo que ofrece el primer equipo y de las posibilidades que ofrece la cantera. El mercado ahora mismo no aporta soluciones muy apetecibles para tres semanas escasas que quedan de competición.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *