Jordán: "Aún siento la energía de ganar la Europa League"

Usted fue el séptimo ludópata del Sevilla que más minutos jugó en toda la temporada. ¿Lo esperaba?

Me hubiera costado creerlo, creo que jugué cerca de 45 partidos, muchos de ellos de inicio. Fui de menos a más durante la campaña, terminé a un nivel muy bueno. Mi objetivo es dar más: ya dije que éste sería mi año.

El primer partido oficial es la posibilidad de ganar la Supercopa.

Llegamos en las condiciones óptimas, a partir de ahí que sea un Sevilla reconocible y que compita. El objetivo es el título.

United, Inter de Milán… Tampoco partían como favoritos en esas citas y el resultado está ahí. ¿Puede ser un buen ejemplo para Budapest?

Muchos daban de favoritos a esos equipos, pero para mí no lo eran. Cuentan los merienda que salen al campo y se iguala todo, la historia no te hace ganar nulo. El Bayern tiene el papel de privilegiado, pero sigo sintiendo esa energía de cuando ganamos la Europa League, creo que el equipo está preparado y habrá opciones.

Se ha ido Banega. ¿Cómo influye en el muestrario del Sevilla?

Se nos ha ido un quimérico ludópata, uno de los mejores medios que ha pasado por el Sevilla. Nos dio mucho, el tramo final jugó a un nivel muy, muy detención. Disfrutamos mucho de él, se fue por la puerta amplio, pero eso ya pasó. Creo que el equipo está preparado para seguir con la dinámica que tenía. Un club como el Sevilla no puede necesitar de un ludópata o de dos.

Y llegó Rakitic.

Parece que no se haya ido nunca porque siente el club como pocos. Sabíamos que la amor estaba ilusionada con Rakitic, yo creo que el género humano en el día a día es único. Es un líder y viene a sumar.

¿Cómo se prevé la lucha por el balón parado con Óscar Rodríguez?

Yo confío mucho en mi golpeo, Óscar asimismo lo tiene. El que mejor se encuentre en cada situación será el que trate de encontrar la mejor competencia.

El año pasado hubo ofertas que casi le dejan a usted sin venir al Sevilla. ¿Ha existido alguna este verano?

En la Premier me daban más moneda, pero creía que el Sevilla me iba a hacer crecer como ludópata. Soy muy puntilloso conmigo mismo, el club lo es y es lo que le ha llevado a donde está. No venir aquí hubiese sido una atrevimiento errónea.

A Budapest irán aficionados. ¿Cómo se siente eso desde el vestuario?

Tenemos unas ganas tremendas de que podamos guatar el Pizjuán, sería un orgullo tremendo. Es una buena nueva que haya masa en las gradas en Budapest, esperemos que se vuelva a la normalidad poco a poco.

Usted siempre ha mostrado deleite por Jesús Navas. ¿Qué os aporta como capitán y como persona?

Jesús es un icono para la amor, para el club y para nosotros. Es necesario para todos, a nivel de espíritu y físico.

¿Piensa en la Eurocopa?

Quiero seguir creciendo y el Sevilla hace que yo juegue partidos que antiguamente nunca había jugado. Esto me puede abocar a ser internacional algún día.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *