James Rodríguez fichaje Everton Premier League 2020 otros equipos en Europa | Colombianos en el Exterior

Es cuestión de horas para que James Rodríguez sea presentado en el Everton y comience así una nueva etapa en su carrera deportiva. Las expectativas son altas, más teniendo en cuenta que estará bajo la vara de su padre futbolístico. Carlo Ancelotti.
 
​La arribada al fútbol inglés supone para James su cuarta experiencia en una de las cinco grandes ligas del mundo; ya jugó en la Ligue 1 con Móncao, La Liga con Real Madrid, Bundesliga con Bayern y ahora la Premier con Everton. Por lo precursor, en Futbolred hacemons un comprobación sobre cómo le fue al 10 en dichos periplos por la élite europea.

AS Monaco – Ligue 1

Después de acaecer brillado en el Porto adyacente a Falcao y Guarín, James partió adyacente al ‘Tigre’ para comandar el nuevo plan del Mónaco. Al principio le costó adaptarse, teniendo en cuenta la metodología “solidaria” de Claudio Ranieri. Todos atacan y todos defienden.

El cucuteño empezó como extremo por izquierda y poco a poco su posición se fue ligando al centro del campo, detrás del punta. En total disputó 38 partidos entre aleación y copa locorregional, anotando 10 goles y dando 14 asistencias. Números que lo llevaron a ser el mayor asistidor de la Ligue 1 y ser incluido interiormente del XI ideal de la temporada.

Etapa sumamente positiva.​

Real Madrid – La Liga

Acá empezó la turbulencia. Después de un Mundial de ensueño, James fue fichado por Florentino Pérez bajo el rótulo de hado en promoción. Bajo las órdenes de Carlo Ancelotti brilló en La Liga adyacente a estrellas como Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema. Esa primera temporada jugó en 46 oportunidades, consiguió 17 anotaciones y 18 asistencias. Números extraordinarios.

Con la salida de Ancelotti, las vacas flacas llegaron de la mano de Rafa Benítez y Zinedine Zidane. Durante las dos temporadas siguientes, James salió de su puesto ideal (volante 10) y comenzó su difícil etapa como interior, posición que le obligó a tener anciano compromiso en defensa (tal y como ocurrió en Mónaco). Evidentemente su rendimiento e influencia se fueron al suelo y en dos primaveras disputó 65 encuentros, logrando escasamente un total de 19 goles y 22 asistencias.

​Después de agarrar confianza y experiencia en Alemania, el colombiano volvió con el objetivo de convencer a Zidane. Quería su revancha. Desafortunadamente las lesiones y la errata de oportunidades acabaron con su sueño, dejando un triste saldo de 14 partidos, un gol y dos asistencias. Ah claro y el posterior pedido de no ser convocado.

Bayern Múnich – Bundesliga

Allí se reunió nuevamente con Carlo Ancelotti y aunque fue ganándose el puesto de titular, el rendimiento del club no fue bueno. Así pues, Ancelotti se fue y llegó el mítico Jupp Heynckes. James, con toda la presión encima, sacó la casta, ganándose más oportunidades a partir de excelentes presentaciones. Tan proporcionadamente le fue que integró el XI Ideal de la temporada tanto en Bundesliga como​ en Champions.

Para su segundo año (posterior como cedido), Heynckes se despidió y Nico Kovac apareció. Los líos empezaron, al igual que informativo de indisciplina y que derivaron en largas suplencias. La relación DT-jugador se hizo insostenible y todo terminó en una clara ruptura. El ex-Banfield pasó de juguetear 39 partidos a 28 con Kovac como preparador, mientras que su influencia directa de gol bajó de 22 ocasiones a 13.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *