Gracia medita alinear la dupla Gayà-Lato, valencianismo y calidad en tiempos difíciles

El Valencia de Javi Gracia necesita movimientos. Después de un inicio de temporada en el que al punto que ha sumado 7 puntos de los 18 disputados -eso sí, lastrados por los escándalos que se viven lejos del terreno de juego-, el técnico che medita rotaciones de cara al altercado del viernes frente al Elche. Y de todos los cambios que tiene en mente el técnico che, hay uno que acapara todos los focos.

Porque la dupla de canteranos y laterales Gayà-Lato tiene opciones serias de partir desde el inicio el próximo viernes en el Martínez Valero a las 21:00 horas (si la RFEF y LaLiga así lo permiten). Javi Gracia ha probado con esos dos futbolistas en la sesión del miércoles con un equipo teóricamente titular en el que formarían: Jaume; Correia, Gabriel, Diakhaby, Lato; Soler, Wass; Yunus, Gayà; Guedes y Vallejo.

Pese a tratarse solamente de un entrenamiento, el hecho de que el navarro pruebe sobre el verde a Lato y Gayà a solo dos días del duelo, deja adivinar que es una cambio que desde el cuerpo técnico se baraja sino para el próximo viernes, para otros encuentros venideros. Sin ir más acullá, ya se empleó este arbitrio en Anoeta hace poco más de un mes y el cambio le salió rotundo al monitor, pues Lato cumplió con creces en la parte trasera y Gayà, más libertino como extremo, puso el centro secreto para que Maxi anotara el gol de la trofeo.

Porque con un Guedes que parece estar mucho más cómodo como segundo punta que en la manada, un Álex Blanco que está aun en proceso de crecimiento y Cheryshev con el que Gracia cuenta pero habitúa a chivarse problemas físicos, el arbitrio del doble supletorio es cada vez más un argumento. Ciertamente es Gayà quien sale más ‘dañado’ ya que es quien ve modificada su posición natural, en la que él se siente mucho más cómodo. No obstante, para el equipo en sí, que el internacional castellano tenga más protagonismo en ataque siempre es una gran nueva (sino que le pregunten a Maxi Gómez).

Además, Lato y Gayà ya han jugado juntos previamente en citas secreto como el Bernabéu o el Wanda Metropolitano. Su buen entendimiento y amistad se suele ver reflejada sobre el dominio de encaje y en este curso tan complicado para los che, son dos jugadores en los que se puede echarse en brazos ya que los dos sienten el club como suyo y quieren evitar un desastre de temporada que se asemejara con la situación social. En el caso de Lato, ha preferido quedarse sabiéndo que iba a tener a Gayà por delante y lo que ello conlleva y en el caso de Gayà, ha hecho oídos sordos a los clubes que se han interesado en él y por presupuesto y expectativas son mejores que el Valencia.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *