Futbol sin balón | El Informador :: Noticias de Jalisco, México, Deportes & Entretenimiento

  • En el Cruz Azul todo parece estar en calma delante la desaparición de los dirigentes, Guillermo Álvarez Cuevas y Robin Álvarez Álvarez, sin requisa, hay incertidumbre de lo que pueda ocurrir a nivel funcionario, porque el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, solicitó al club celeste la designación de un representante del equipo delante la Asamblea de Dueños de la Federación Mexicana de Futbol y la Liga MX.
  • Hay versiones que indican que el representante suplente del Cruz Azul delante la FMF sería Jaime Ordiales, pero no hay una interpretación oficial, lo único que trascendió es que el director funcionario del club, Isaac Velazco Alcántara, sería quien funja como representante y agente reglamentario del club delante la Femexfut; pero aquí viene el problema porque la lucha por el poder de la Cooperativa Cruz Azul tiene divididos en dos grupos a los cooperativistas.
  • El comunidad que ostenta presidir el Consejo de Administración y Vigilancia de la Cooperativa Cruz Azul fue desconocido por un comunidad de cooperativistas disidentes.

El representante designado por los cooperativistas para representar al club de futbol delante la Femexfut, actualmente no tiene poder de falta ni ha sido apto por la FMF, ya que el comunidad de disidentes tomó las instalaciones del club en La Noria y las oficinas corporativas de La Máquina al sur de la Ciudad de México, es sostener que quienes tiene el poder, la oficina y los dineros del club de futbol son los disidentes.

  • Lo que procede es que los dos grupos en pugna elijan un representante global delante la FMF, cosa que se ve muy difícil porque la lucha de los dos grupos es por el poder.

Así las cosas, es posible que los cooperativistas sin poder en el club de futbol, pero poseedores de la taller de cemento inicien un contraataque.

  • No es obvio desalojar a los disidentes de La Noria y del Corporativo, porque ellos se apoderaron del hacienda y de la oficina del club de futbol.

Para que puedan desplazar a los disidentes tendrían que ir a un prudencia porque tomaron posesión de las instalaciones y de la oficina mediante una orden legislativo.

Para ser claros, un comunidad posee la cementera y el otro el club de futbol y sus activos.

  • Lo mejor de todo hasta el momento es que los equipos de futbol no han resentido el problema funcionario que vive la institución cementera y tanto el primer equipo como los conjuntos de fuerzas básicas y femenil, han seguido recibiendo puntualmente sus salarios de parte de los disidentes.
     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *