Fallece Fernández, leyenda del Granada y exjugador del Barcelona

Pedro Fernández, uno de los futbolistas más importantes en la historia del Granada, ha fallecido a los 74 primaveras de tiempo. Nacido en Concepción (Paraguay) en 1946, Fernández llegó a España en la temporada 1966-67 para aventurar en el Barcelona, pero no pudo hacerlo en dos de las tres temporadas en que estuvo porque, dada su condición de extranjero, no pudo hacerlo. Entonces estaba prohibido. Solo pudo participar en la tercera campaña en ocho encuentros Después se marchó al Granada donde vivió su tiempo de oro y una etapa gloriosa de este equipo con el que jugó 170 partidos en Primera División. Además sigue siendo el futbolista no nacido en España con más encuentros con el Granada. 227.

Fernández era un defensa duro pero con seguridad, flor y nata y elegancia. Formó con Aguirre Suárez uno de las parejas más efectivas y temidas por las delanteras rivales de aquellos primaveras. Su nombre siempre quedó asociado por una dura entrada sobre Amancio durante un partido contra el Real Madrid el 8 de junio de 1974 en un partido de cuartos de final de la Copa jugado en Los Cármenes. Fernández sería sancionado con 15 partidos y aquella movimiento pasó a la historia. Ambos tenían viejas rencillas porque tres primaveras a espaldas Amancio le clavó los tacos. “Amancio en la vida me perdonó”, declaró en una entrevista concedida en El País.

Fernández era adorado por la distracción del Granada porque era uno de los baluartes de un equipo que era casi inexpugnable en su estadio en un ciclo muy recordado por los dos sextos puestos obtenidos y un equipo que con jugadores reconocibles. Izcoa, Falito, Fernández, Aguirre Suárez, Toni, Castellanos, Jaen, Chirri, Montero Castillo, Porya, Quiles, Dueñas, Vicente etc, y entrenadores como Joseito o Pasieguito. Granada era una de las visitas más temidas por los equipos grandes de aquellos tiempos.

Tal fue la identificación de Fernández con Granada que ya nadie le movió de esta ciudad y de su querido intramuros de Zaidín. “Éramos un buen Granada, con un equipo muy unido. Ahí trabajaba todo el mundo. La clave era la amistad que teníamos todos. Todos quedábamos después de los partidos, íbamos con la familia, con los hijos, comíamos juntos” comentaba en la mencionada entrevista con El País. Hace poco más de un año, fue sometido a una operación de corazón y ya tenía dificultades de movilidad por unos problemas de cadera. Hasta entonces practicaba deporte y llevaba una vida habitual, apreciado por todos. Este sábado el club ha anunciado su fallecimiento. Un mazazo para todo el granadinismo. Descanse en paz.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *