El uno x uno del Barcelona: Messi ha perdido el gol

Koeman tocó lo acoplado el merienda en Vitoria, pero lo estropeó. Jugó con cuatro delanteros de salida (Messi, Griezmann, Dembélé y Ansu) y eso le privó de elaborar fútbol desde la zona de enlace en la que tan perfectamente han funcionado Pedri o Coutinho. En el refrigerio reaccionó y metió tres cambios de una vez. El Barça de la segunda parte fue una aventura, con sólo un defensa puro en el campo, pero luego de un inicio modesto, en el que sí fue capaz de conectar las líneas con De Jong-Pjanic-Pedri, se ahogó por el centro. Este fue el uno a uno del Barça, que salió con un 4-2-3-1 que no modificó en líneas generales durante el partido.

Neto. Tiró a la basura su gran inicio de temporada con un error imperdonable en un zaguero de equipo prócer que recordó al que Ter Stegen tuvo en su día en Vigo. Se hizo un lío con el balón y Luis Rioja se lo quitó.

Sergi Roberto. Sufrió en la primera parte con los balones a su espalda. En la segunda parte se prodigó mucho más, pero no pudo dar el pase definitivo desde la derecha. Luchador.

Piqué. Suspenso. No le hizo ningún servicio a Neto con un rostro que le confundió. El porcentaje de error en el gol es decano en Neto, pero él no se libra. Le metió en un lío gesticulando en una influencia en la que sobraba incluso la cesión. Subió buscando un gol salvador en la segunda parte, pero no conectó perfectamente un remate.

Lenglet. Sustituido por asuntos tácticos. Cumplió con su trabajo en la primera parte aunque tivo algún problema con la velocidad de los delanteros del Alavés. Le dio un pase utópico a Ansu, que este mandó al aureola por más que se hubiera señalado fuera de surtido.

Alba. Perdió muchos balones al inicio del partido y no estuvo concreto. Como a Busquets, le pesan los partidos seguidos. Más luego de venir de una contusión. Su conexión con Messi, constante durante tantos abriles, se ha perdido. Al menos, con frecuencia.

Busquets. Naufragio. Los partidos le superan físicamente. Después de resistir en el inicio de temporada, donde estuvo perfectamente, el equipo con él no tiene ritmo. Juega demasiado despacio y no le da velocidad al surtido. Pjanic arriesga mucho pero le da otro ritmo. No está.

De Jong. Mejor de central que de medio, aunque igualmente llegó a zonas de peligro en la primera parte y fue objeto de un posible penalti. Le dio salida al equipo en la segunda parte. Ha mejorado en los últimos partidos.

Dembélé. Cada lance del francés es una aventura, normalmente frustrada. SIn espacios, es un componente que comete muchísimos errores. Desbordó en alguna influencia, pero rara vez escoge la opción buena. Sustituido al refrigerio.

Griezmann. Menos activo que en Turín, y otra vez fallón en la primera parte. Pero muy perfectamente en la influencia del igualada. Necesita relacionarse un poco más con el balón. Al menos, rompió su destello en LaLiga y le dio un punto al equipo. Buena postura.

Ansu. Poco concreto. Falló una oportunidad clarísima en la primera parte. Le error cierta visión en algunas acciones, pero tiene ponzoña. Se chocó con Pacheco y no pudo celebrar su cumpleaños con un gol.

Messi. Absolutamente inútil en todos los sentidos. No está fino en el zaguero toque para acomodarse el balón y siquiera en el golpeo. Ganaba estos partidos con una pierna y ahora los sufre. Su sfigura continúa elevada por encima del resto, pero se ha vuelto mucho más humana. Fallón en el extensión de faltas, con numerosas pérdidas en el campo y poco abogiado.

En la segunda parte, comparecieron en el campo

Pjanic. Da mucho más que Busquets. El equipo en su presencia tiene mucha más dinámica de surtido. Intentó el gol con un disparo que dibujó una parábola extraña pero que rechazó Pacheco. Juega demasiado relajado de medio campo alrededor de detrás y eso le lleva a cometer pérdidas peligrosas. Si arregla eso, es indiscutible ahora mismo.

Trincao. Voluntarioso, pero sin finura. Se mete demasiado alrededor de en el interior. No estiró el campo como en el partido de Champions en presencia de el Ferencvaros. Necesita animar la habitante y ver lo que ocurre en todo el campo, no sólo a cinco metros de él.

Dest. Alborota. Tiene mucho empuje y eso es bueno para un equipo que se ha hecho remoto. Pero no toma las mejores decisiones en el campo. Algo que puede mejorar.

Pedri. Su presencia dio sentido al surtido del Barça. Movió con mucha clase el surtido de izquierda a derecha. Pero tiene que ir con el cuchillo cuando tenga la oportunidad. Debió disparar a puerta un par de veces.

Braithwaite. Si quiere marcar alguna vez el gol central, debe asomar a entender que no puede conducirse en fuera de surtido. Su presencia en el Barça tiene sentido para resolver partidos como el de ayer con algún chispazo oportunista, pero casi ni se le vio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *