El enigma del cuarto central en la planificación de Monchi

El Sevilla mantiene varios frentes abiertos en este tramo final de mercado delante la aprieto de Julen Lopetegui de matar algunos retoques en su plantel. El técnico confía plenamente en Monchi, que tráfico de adaptarse a las peculiaridades del momento y no precipitarse tras trastornar ya más de 50 millones de euros en lo que va de planificación. A la aplazamiento de completar alguna salida más, uno de los focos se centra en el centro de la defensa: Desde que Carriço se marchara en el curso pasado, el Sevilla no cuenta con un cuarto central en el plan de Lopetegui. El técnico tiró de la polivalencia de Nemanja Gudelj para solucionar imprevistos, una vía que podría tener continuidad en este curso si finalmente no llega a Nervión otro posterior.

A yerro de pocos días para el pestillo del mercado, el difícil atmósfera presente obliga a fuertes inversiones a la hora de poder hacerse con una dormitorio de detención nivel competitivo. Esta circunstancia puede vincular al Sevilla a improvisar más de lo esperado para satisfacer las deyección de Lopetegui. Gnagnon, que estuvo cedido en el Rennes la pasada campaña, vuelve a estar fuera de los planes del técnico sevillista de momento conveniente a su escaso nivel de forma tras las descanso. Su futuro está en el espacio, pero se antoja complicado que tenga un hueco en los planes del club para esta campaña. Una traspaso asimismo ayudaría a todas las partes.

Lopetegui tiene ahora a Diego Carlos, Koundé y Sergi Gómez a la aplazamiento de resolver qué componente tendré el papel de cuarto central en su plantilla. Mira de reojo a Monchi a sabiendas que es su veterano hilo de fiabilidad y la confianza es plena entre entreambos. El técnico asimismo sabe que hay otros puntos del plantel que podrían carecer de un esfuerzo crematístico por parte del club y en ese caso habría que dirimir prioridades. La partida de Gudelj es de momento su veterano apoyo a la hora de encontrar soluciones y poder dar alivio a Diego Carlos o Koundé. Pero el calendario venidero con la Champions League y la Copa del Rey sobre la mesa elevarán la exigencia en una plantilla aún por determinar en Nervión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *