El calendario del Atlético y el doble filo de empezar después

Este sábado empieza la Liga 20-21… pero no para el Atlético. Los rojiblancos entran en competición en la tercera jornada, el último fin de semana de septiembre (26 o 27), porque sus reposo comenzaron más tarde, el 14 de agosto. Esto significa que el equipo comenzará desde debajo en la clasificación y que tendrá que pegar un acelerón si no quiere hallarse pronto descolgado, pese a ese comodín de los dos partidos aplazados. Esos seis puntos en el clima, y que tardarán meses en dirimirse, son un pertrechos de doble filo.

El Atleti se encontrará un tramo auténtico de calendario amable. Hasta el segundo parón sólo se verá con un teórico rival por los puestos europeos, el Villarreal, que visitará el Metropolitano. A la dorso de la vencimiento FIFA de noviembre recibe al Barça y para entonces los de Simeone deben estar instalados en el furgón de inicio.

Objetivo Champions, pero apretando…

El objetivo transmitido es entrar en Champions, pero el vestuario lamenta que el año pasado se cayeran tan rápido de la lucha por el título, pese a provenir con tres triunfos. Oblak, en una reciente entrevista con AS, expresó esa desilusión: “El club marca un objetivo, pero el de mi inicio era competir más con Barça y Madrid hasta el final. No pudo ser“. Para este curso, por otra parte, no valdrá el atenuante de la transición. Todas las piezas están adaptadas y se exigirá un rendimiento inmediato.

Clave: la preparación física

El temor es que el equipo no llegue a tono físicamente para el estreno y para ello se trabaja en Los Ángeles de San Rafael. Siempre se ha considerado que la pretemporada es determinante para la competición y eso en el Atlético se ha tomado muy en serio, pero este año se asume que, como ocurrió en el tramo final de Liga y luego en la Champions, la forma física será aún más decisiva. El parón de selecciones de octubre se usará para seguir cargando las pilas a quienes no se vayan.

Imprescindible mejorar a domicilio

En ese primer represión previo al Atlético-Barça, los de Simeone tienen cuatro partidos en el Metropolitano y tres a domicilio, donde deberán mejorar sus números. El equipo visitará a Huesca, Celta y Osasuna. No es que sean sencillos, y más con lo que le cuesta al Atleti superar fuera de casa, pero siquiera adversarios llamados a estar hacia lo alto. Y al hogar rojiblanco llegarán Granada, Villarreal, Betis y Cádiz. A los tres primeros les ganó el curso pasado y los gaditanos se estrenarán en el estadio.

Un paso en espurio podría dejar al equipo tocado frente a el Madrid (que llevará un partido más) y el Barça. O viendo a potenciales rivales como Villarreal o Real Sociedad a ocho o diez puntos si arrancan finos, pese a la coletilla de ‘con dos partidos menos’ (Sevilla y Levante) que tendrá el Atleti. Sería mucho escollo. Y si el primer tramo es amable, luego vendrán las curvas: Barça (excursión 10), Mestalla (11), Bernabéu (13), Reale Arena (15)… Pero eso queda allá. El cuerpo técnico tiene claro que, más que nunca, empezar a tope es imprescindible.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *