El cabreo de Neymar

Del “I’m very happy” al “el único retractación que tengo es no haberle cedido en la cara a este gilipollas” pasó solo un día. Así es Neymar. De anunciar su flamante fichaje por Puma, que ha revolucionado el mundo de las marcas deportivas, a perder los histerismo tras ser supuestamente víctima de racismo por parte del central gachupin Álvaro González y concluir siendo uno de los cinco expulsados en un PSG -Olympique Marsella (0-1) calentísimo. 

Act. a las 19:28

CEST


“Que el VAR coja mi ‘agresión’ es comprensible… ahora quiero ver cómo cogen la imagen del racista llamándome ‘mono hijo de puta’… ¡esto quiero verlo!”, explotó Ney en las redes sociales, donde se quejó que lo castiguen por dar lambretas y por dar una colleja, como la que le dio al ex del Villarreal y Espanyol.

Ahora, el Comité de Disciplina de la Liga de Fútbol Profesional, decidirá cuál será la correctivo que se le impone al crack brasileño. El veredicto se hará notorio el miércoles. Según ‘Radio Montecarlo’, a Ney le podrían caer hasta siete partidos de suspensión si se entiende como golpe el encontronazo que tuvo con Álvaro González.

Provocado en todo momento, como ha ocurrido en sus tres campañas anteriores en la Ligue 1, Neymar volvió a mostrar una irritación extrema, que trasladó a las redes sociales de forma muy elocuente.  Las imágenes del crack, fuera de sus casillas y absolutamente desestabilizado, remitieron a sus inicios en París. La temporada pasada, tras su regreso fallido al Camp Nou, el divo canarinho optó por una postura más zen, centrándose solamente en brincar al fútbol, poco que se le da muy proporcionadamente cuando quiere.

Huele a chamusquina

Algo chirría en el PSG en este inicio de curso, que va mucho más allá del duelo que provocó favor perdido contra el Bayern (0-1) la primera final de la Champions de la historia del club, o, ahora, favor iniciado la confederación con dos derrotas. La tregua de Neymar parece favor terminado. Por primera vez desde que está en París, entró en un mercado de fichajes anunciando que se quedaría en el PSG. Él mismo acabó con cualquier tipo de rumor o especulación ayer que estos se iniciaran.

Quizás, porque quiso centrar toda la atención en la no-renovación de su acuerdo con Nike, con quien asoció su imagen desde que tenía 13 primaveras, y su fichaje por Puma. La operación conlleva títulos récords, según los especialistas en marketing deportivo , ya que Folha de Sao Paulo publicó que en su zaguero vínculo con Nike de 11 primaveras de duración percibiría 105 millones de dólares.

Después de exceder el COVID-19, Ney volvía a la Ligue 1, en su comienzo en esta temporada que coincidía en el estreno de sus nuevas botas King Puma. Todo quedó en un segundo término por la batalla en que se convirtió el clásico contra el OM, que ha dejado un reguero de polémica y puede llevar importantes sanciones. 

El PSG ya se ha movilizado. Leonardo de Araujo, director deportivo del club, ya ha anunciado que los videos que se presentarán ayudarán a exculpar a su sino. Al ejecutor brasileño le tocará apagar otros fuegos.

Paralelamente, Mbappé se ha convertido en otro foco de preocupación. No sólo exigió en notorio fichajes de calidad para intentar acortar las distancias con el Bayern y poder optar, este curso, a la Champions sino que se niega a renovar. El punta, de 21 primaveras, está forzando su salida de París.

El próximo verano, cuando haya cumplido cuatro de sus cinco primaveras de acuerdo, el PSG, en teoría, se verá obligado a venderlo para hacer caja. Y todos los grandes europeos están al acecho. 

La temporada se hará muy larga en París. Salvo sorpresa mastodóntica, el equipo de Tuchel volverá a ingresar la Ligue 1, por la diferencia de potencial existente con sus rivales. Sin incautación, el asalto a la Champions ahora mismo queda a una distancia kilométrica. No llegan los fichajes que Mbappé, en nombre del vestuario, verbalizó para dar el brinco de calidad definitivo en Europa. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *