El Atlético de Madrid, a dinamitar esta noche LaLiga y al Barcelona

Las atmósferas eléctricas de los Barça-Atlético siempre se echan de menos, pero esta noche sobra el material inflamable en el Camp Nou (sigue el partido en directo en As.com). Además de jugadores de armas tomar como Suárez, Vidal o Diego Costa; de entrenadores o ayudantes que viven el partido en llamas como Simeone o Eder Sarabia, hay un nuevo señal de incendio en el vestuario del Barça, con desencuentros frecuentes entre técnicos y vacas sagradas. Setién, que habló ayer casi de forma mística (“tengo que liberar mi conciencia”) y usó el latiguillo de autocaducidad (“y me voy a sentir así hasta el último día”), llegó despojado de autoridad al Barça y así están las cosas. Si el Atlético conquista el extrarradio de Les Corts esta noche, el Barça puede explotar.

La juicio dice que el Atlético no ganará en el Camp Nou. Simeone ha jugado 16 veces en LaAgrupación contra el Barça y no ha hato ninguna (11 derrotas y cinco empates). La antítesis, sin bloqueo, recuerda que el Atlético ganó el postrer enfrentamiento entre uno y otro en la Supercopa (2-3) y que si hay determinado capaz de aventajar es Simeone, porque ya es el preparador de la historia con más victorias ligueras en el club: 195 victorias en 320 partidos. Una letrero colchonera en mayúsculas. Y la conclusión es que es impracticable determinar qué puede acontecer porque el vestuario del Atlético sigue a pies juntillas la doctrina de su preparador, pero el Barça tiene al mejor participante del mundo y la última vez que se vieron las caras el 1 de diciembre de 2019, Simeone terminó aplaudiendo un prueba futbolístico maravilloso de Messi, que decidió el partido sobre la hora con el gol que puso la apoteosis a su sexto Balón de Oro.

Futbolísticamente, el partido debería ser apasionante. Los principios de Simeone y Setién están en las antípodas, aunque lo del montañés ha sido más teoría que experiencia. El Barça ha terminando pareciéndose mucho más a lo que diseñó Valverde por mandato de los jugadores. Aun así, resulta un choque de estilos interesante. Contando con jugadores como Morata, João Félix, Diego Costa, Koke (hoy ausente), Saúl o Thomas, resulta poco recio asegurar que el Atlético del posconfinamiento es el Atlético de Marcos Llorente. Pero así son los caminos de Simeone. Inescrutables, pero simples: “Yo veía que Llorente en los entrenamientos marcaba y marcaba…”. Y a la posición de mediapunta lo ha llevado. Será interesante ver cómo maneja sus movimientos entre líneas Busquets.

El Barça no saldrá en tromba. Básicamente, porque no puede y es consciente de cómo se le escapó la semifinal de la Supercopa posteriormente de zarandear al Atlético 70 minutos. El Atleti además puede tener sus dudas. Ir a por el Barça desde el principio o reventarlo al final, cuando a este experto camarilla se le ven las costuras. Una partida de ajedrez, que diría Setién. Pero es impracticable pensar, cuando hay tanto talento, que el partido se vaya a osar en una pizarra y no en una inspiración. Si el Atleti apetencia esta noche en el Camp Nou, no sólo certifica su plaza de Champions. Hace evaporarse LaAgrupación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *