El Atlético, a '9' por año

El Atlético se encuentra en un mercado de fichajes muy parado por la crisis económica conllevada por el coronavirus y donde el gran objetivo rojiblanco pasa por encontrar un ‘9’ que ayude a mejorar las bajísimas cifras goleadoras del equipo durante la temporada pasada. El club examen una oportunidad de mercado, como lo es un Cavani que sigue sin encontrar equipo o un Luis Suárez que podría quedar libre con el Barcelona, pero para ello tiene que poseer panorama previamente. 

Que el Atlético vaya al mercado en examen de un vaivén se ha convertido en costumbre. Desde el año 2013 siempre se ha fichado al menos a un punta, desde 2010 si contamos que en 2012 Diego Costa fue la incorporación en la delantera regresando de su cesión en el Rayo a pleno rendimiento. Algunos fichajes para ese puesto fueron de un perfil muy stop, como el propio Costa en 2017, Morata en enero de 2019, Gameiro, Jackson, Torres, Mandzukic o Villa… y otros de un perfil inferior (Saponjic, Kalinic, Raúl Jiménez…), pero siempre buscando un nuevo futbolista en la posición de ‘9’ que pudiese explotar como lo había hecho Falcao o Costa antaño de su salida al Chelsea.

De Saponjic a Villa 

El fichaje de Saponjic hace un año es el del punta con pequeño protagonismo en toda la era Cholo. Tan solo 61 minutos en toda la temporada dividido en tres partidos para el serbio, que pese a esto no se rinde en su gran sueño por triunfar de rojiblanco. Firmado desde el Benfica B, la gran inversión del verano de 2020 además llegaba desde el equipo lisboeta, pero era por un João Félix que tras dejar destellos en su primer año en el Atlético se calma que pueda dar el gran brinco en este segundo curso.

Sí que tuvo mucha maduro trascendencia la incorporación de Álvaro Morata seis meses antaño. El punta acabó como el mayor goleador de la temporada pasada tras anotar 16 goles entre todas las competiciones y el Atlético ejerció la opción de importación de unos 55 millones desde el Chelsea. Si tiene la misma continuidad que hasta ahora, Morata alcanzará la centena de partidos este mismo año, pero además hay que pedirle un aumento en sus cifras goleadoras. En total ha anotado 22 goles en 61 encuentros en el club.

Lejos del mejor Costa

También en la temporada 2018-19, pero a inicio de curso, el Atlético había incorporado en punta al croata Nikola Kalinic. Un deportista que sigue perteneciendo al Atleti, aunque se negocia su traspaso al Besiktas, posteriormente de retar cedido la temporada pasada a la Roma y disputar exclusivamente 24 partidos (cuatro goles) con la camiseta rojiblanca. Kalinic llegó en teoría para dar refrigerio a un Diego Costa que sufrió varias lesiones. El punta hispanobrasileño regresó al club en verano de 2017, pero la correctivo de la FIFA sobre el Atlético le impidió presentarse hasta enero de 2018. Sin requisa, el ’19’ no ha podido retornar a ser el mismo que antaño de su marcha al Chelsea. Sus cifras goleadoras no se han acercado ni por asomo a los 36 goles que anotó en el curso 2013-14, donde hizo 27 en Liga para perdonar el título. 

El fichaje para la punta de ataque del curso 2016-17 fue el de Kevin Gameiro. No se pudo recuperar a Costa esa temporada y la alternativa fue el punta francés, que había hecho 29 goles con el Sevilla un año antaño. Su rendimiento no se acercó a tales cifras, aunque su primera temporada no fue mala, con 16 goles formando delantera cercano a su compatriota Griezmann y con un Carrasco muy inspirado en partida. La temporada próximo haría 11 antaño de poner rumbo al Valencia. 

Jackson, un gran fiasco

Gameiro fue el fichaje rojiblanco un año posteriormente de que Jackson Martínez hubiese debutado en el Vicente Calderón sin acercarse lo más reducido al rendimiento esperado. Del punta se soñaba que fuese el nuevo Falcao, su compatriota y con un pasado similar en el Oporto. Sus 32 goles en el equipo portugués la temporada preparatorio hacían presagiar que Jackson se convirtiese en el próximo gran ‘9’ de la historia del Atlético. Pero de rojiblanco hizo tres en 22 partidos antaño de marcharse a China en febrero de esa misma temporada, tan advenir sólo cinco meses en el club. Ese mismo verano había firmado además por el Atlético Luciano Vietto. Otro deportista que no tuvo el rendimiento esperado y menos posteriormente de poseer trillado su desembarco en el Villarreal con 20 goles en su estreno en el Submarino Amarillo

El Niño vuelve a casa

La temporada 2014-15 fue la del gran cambio en lo alto. La marcha de Costa y Villa provocó la incorporación de Mandzukic y Raúl Jiménez como puntas y Griezmann para retar por detrás de ellos. El croata empezó muy correctamente, con un gol esencia en la Supercopa de España contra el Madrid y alcanzando los 20 tantos en febrero, pero desde ahí se secó. El mexicano por su parte solo pudo ver puerta una vez, una lectura muy alejada de la mostrada en las últimas temporadas en el Wolverhampton. Para atenuar esa error de descubrimiento el Atlético recuperó a Fernando Torres en ese mes de enero de 2015. Y el Niño devolvió todo el cariño a su gentío con un buen rendimiento pese a estar en el ocaso de su carrera. Hizo seis goles en esos primeros meses de regreso y en las tres temporadas completas que estuvo alcanzó la decena de tantos: 12, 10 y 10 antaño de marcharse a Japón

Villa, todo un campeón

Un año antaño el Atlético había apurado la paraíso con el título de Liga y la final de la Champions League. Y lo logró con un Villa enorme acompañando a Costa en punta. Un fichaje con poco relumbrón, ya que se había marchado Falcao y ya era todo un fogueado, apartado del foco en Barcelona, pero que dio un rendimiento increíble con Simeone. El asturiano hizo 13 goles en Liga demostrando que los viejos rockeros nunca pierden su talento y que ese perspicacia innato de gol nunca se marcha. 

Falcao, el ‘9’ por paradigma 

Si se retrocede la ojeada, el año preparatorio había sido el del regreso de un perspicaz Diego Costa de su cesión al Rayo. Acabó siendo un fichaje, ya que en principio no iba a quedarse, pero convenció al Cholo volando en los entrenamientos. Fue el complemento ideal para un Falcao que había llegado en el verano de 2011, meses antaño de que Simeone se hiciese cargo del equipo. El colombiano logró 70 goles en 91 partidos, sin duda alguna uno de los mejores ‘nueves’ de la historia del Atlético. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *