El Arsenal refuerza su medular y da por imposible a Thomas

Thomas Partey (27 abriles) era un objetivo primordial para el Arsenal. Su técnico, Arteta, quería alentar su centro del campo para intentar retornar a codearse con los grandes de la Premier. Para ello, habían pensado desde hace varios meses en el ghanés para reforzar esa zona, especialmente tras la salida de Ceballos, de dorso al Real Madrid tras su cesión. Sin secuestro, el hecho de que no hayan podido entablar conversaciones con el Atlético por Thomas ha hecho que los gunners hayan puesto toda la carne en el pincho para lograr el regreso del utrerano a Londres y han conseguido su objetivo, ya que el madridista jugará de nuevo a préstamo a las órdenes del técnico guipuzcoano.

El Arsenal ha intentado varias veces a lo holgado de esta temporada acercarse a Thomas con el fin de reclutarle para sus filas. El hecho de que tenga una cláusula de rescisión relativamente disminución (50 millones de euros) y que no haya aceptado las ofertas de renovación del Atlético le daban esperanzas de poder lograrlo. No obstante, ha habido dos factores que han poliedro al traste con sus planes. Por un banda, la crisis del coronavirus, que ha provocado que la amplia mayoría de los clubes sufran pérdidas esta campaña, lo que limita su capacidad de hacer grandes desembolsos. Y, por el otro, la voluntad del Atlético de no negociar la saldo del ghanés, sino que se remite al importe íntegro de la cantidad marcada para su libertad si quieren sacarlo del Wanda Metropolitano.

Han sido muchos los equipos que se han mostrado interesado en Thomas a lo holgado de este curso. La Juventus, el PSG, el Inter, pero el más insistente ha sido, sin duda, el club londinense. Ha intentado diferentes técnicas para acometer la operación, incluyendo la posibilidad de añadir jugadores como forma de humillar la cantidad a enriquecer. Incluso, se llegó a programar enriquecer los 50 millones de euros que vale su autogobierno, pero esa emblema, hoy en día, es demasiado elevada para sus arcas. Para Simeone sigue siendo un tahúr hacienda en sus esquemas y no quiere perderlo ni, mucho menos, allanar su salida pese a que el tahúr sigue sin aceptar renovar su acuerdo, que finaliza en 2023. En Inglaterra, en concreto el medio ‘Goal’, afirman que el tahúr estaría dispuesto a irse al Arsenal, pero que en ningún caso forzaría su salida. Sólo si uno y otro clubes llegasen a un acuerdo (poco que desde el club rojiblanco descartan absolutamente) o los ingleses pagasen la cláusula (lo que no entra interiormente de sus posibilidades en estos momentos) el ghanés se mudaría a Londres. Por eso, el Arsenal lo considera una encomienda imposible y ha optado por otras vías para cubrir sus deposición en el centro del campo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *