Dos años de Courtois

1 de septiembre de 2018. El Madrid recibe al Leganés en la tercera caminata de Liga de la temporada 2018-19. Los blancos presentan varias novedades. Una de ellas es la presencia de Thibaut Courtois como guardameta. Releva a Keylor Navas, que había jugado las dos primeras jornadas, y de esa guisa hace su iniciación como cancerbero del conjunto blanco. El Madrid no tuvo problemas en golpear a su vecino madrileño (4-1), con una buena proceder del meta belga, uno de sus fichajes destino ese verano de 2018. No en vano, Courtois venía de hacer un gran Mundial en Rusia, en donde fue elegido Mejor portero del torneo. Ahora se han cumplido dos años de aquel iniciación. Dos años en los que Thibaut ha rematado dar la dorso a una situación que se había complicado en parte por los malos resultados de los blancos: en su primera campaña como madridista vivió el desplome de un equipo que venía de triunfar tres Champions consecutivas. Las horizontes de Zidane como preparador y, sobre todo, de Cristiano golpearon con fuerza a un equipo que mostraba síntomas de pasión. Fue un Madrid que vivió tres cambios de banquillo (Lopetegui, Solari y Zidane), y con los que Thibaut vivió momentos diferentes. Tras ser prácticamente un fijo para Lopetegui y Solari (jugó 32 de los 35 encuentros de su primera campaña), una agravio le privó de más continuidad ajustado cuando Zidane retomó el cargo de preparador (disputó tres encuentros de la 2018-19 con el técnico francés). En su primera campaña encajó 48 goles en 35 encuentros (da una media de 1,37 goles por combate), aunque dejó su meta a cero en 10 partidos. Le dio para triunfar un Mundial de Clubes.

El verano de 2019 fue una lucha entre el portero belga y Keylor. Finalmente, fue el constarricense quien se marchó al PSG, dejando el contorno franco al belga. Tras un manifestación dubitativo, coronado con dos malas actuaciones en octubre en presencia de el Brujas (luego se supo que había jugado enfermo) y Mallorca (Lago Junior le marcó en el primer tiro que le dispararon los jugadores baleares), Courtois tocó fondo. El ulterior combate, ante el Galatasaray en terreno turco, fue el punto de inflexión: Thibaut realizó tres extraordinarias paradas que sirvieron para que los blancos sumasen su primera trofeo en la tiraje de la Champions 2019-20. Desde entonces, todo cambió para el meta belga, que comenzó a remontar y a convertirse en uno de los pilares que le ha permitido al Madrid triunfar la Liga: ha sido el Trofeo Zamora de la competición, encajando 20 goles (en 34 partidos), dejando la meta a cero en 18 ocasiones y un sinfín de intervenciones esencia en partidos complicados (Getafe, Barcelona). Más determinante fue su proceder en la Supercopa de España celebrada en Arabia: detuvo el tirada de Thomas, dejando el título franco para los blancos. Ahora, mientras prepara con su selección la primera caminata de la Liga de Naciones, Courtois se prepara para seguir superándose, seguir batiendo récords y conquistar el único título que se le resiste: la Champions.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *