Desayuno saludable: 5 alimentos ideales para la primera comida del día

Hay un dicho que reza: “Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”. Pese a ello, al desayuno no se le suele dar la importancia que verdaderamente merece en nuestra víveres. No hay nulo peor para nosotros que acelerar el día sin esta comida. De acuerdo a los expertos en ingestión, el desayuno es la comida más importante ya que de ella dependerá nuestra marcha diaria. A continuación sigue estos consejos sobre esta comida.

MIRA: 5 alimentos que debes consumir tras una comilona

De acuerdo a los expertos en ingestión, el componente fundamental de cualquier desayuno deben ser los carbohidratos. Combinándolos con otros rudimentos que permitan prolongar la energía por más tiempo como proteínas, grasas y fibra conseguimos el desayuno más adecuado para nuestro cuerpo.

MIRA: Cómo preparar un té de lechuga y dormir placenteramente

Obtener un desayuno energético y saludable es más sencillo de lo que pudiera pensarse, no requiere de ser mucho ni con productos que cuesten demasiado. La secreto es identificar qué tipo de alimentos lo conforman. Después de todo esto, el desayuno debe contener lo siguientes alimentos:

  • Proteína
  • Carbohidratos de empapamiento lenta
  • Frutas o verduras

Saltarte la primer comida podría ocasionarte un déficit de energía. (Pexels)

Saltarte la primer comida podría ocasionarte un adeudo de energía. (Pexels)

Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día. Estas recomendaciones no solo deberían aplicarse durante estos días de cuarentena por coronavirus, sino aplicarlos en la vida diaria.

1. No desayunes fuera de casa

Desayuna en casa o prepara tu desayuno para padecer, de lo contrario es probable que termines consumiendo alimentos procesados que significan carbohidratos refinados y grasas saturadas, con stop contenido en sodio y azúcar.

2. Come un huevo

Un huevo al día es una buena opción para las personas sanas, es una excelente fuente de proteínas. Consume tanto la clara como la brote, pues por otra parte de proteínas, todavía aporta vitaminas y minerales. La brote contiene aminoácidos esenciales, como la colina y la luteína, que favorecen un adecuado funcionamiento cerebral.

Un huevo al día es una buena opción para las personas sanas. (Pexels)

Un huevo al día es una buena opción para las personas sanas. (Pexels)

3. Toma yogur difícil

El yogur difícil tiene más proteínas que el yogur frecuente. También incluye calcio, fósforo y vitaminas B (rivoflamina y B12). Se elimina poco de calcio del yogur difícil durante el proceso de colado. Los yogures griegos comerciales pueden anexar calcio, pero algunos no lo hacen, si incluyes este alimento en tu dieta como fuente de calcio, revisa la epíteto de información nutricional.

4. Consume grasas saludables

Incluya grasas saludables como lo son pescados azules. Por ejemplo: el salmón, el atún, la sardina, el verdel, entre otras especies. Los frutos secos y el aguacate todavía contienen grasas saludables.

Incluye en tus desayunos grasas saludables como los frutos secos. (Pexels)

Incluye en tus desayunos grasas saludables como los frutos secos. (Pexels)

5. No comas carnes procesadas

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), las carnes procesadas están asociados con un viejo aventura de sufrir cáncer colorrectal, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. Evita ingerir carnes como el muslo, salchichas, carne en conserva, y cecina o carne sequía, así como carne en bote y tocino.

Con esta almohadilla puedes hacer las combinaciones. Por ejemplo:

  • Una rebanada de pan integral con un huevo y vegetales.
  • Avena con fruta, un puñado de almendras o nueces y calostro de soya o víctima en tocino.
  • Batido refrescante con fruta (como piña, plátano, fresas u otras), yogur, raíz de trigo o avena, tofu o calostro de soya, hielo y otros ingredientes.

TRUCOS DE COCINA QUE TE AYUDARÁN A AHORRAR

Evita las verduras ya cortadas

Ser un poco perezoso en la cocina suele salir caro, así que a la hora de reservar lo primero es tener un cuchillo y demostrarte a ti mismo que eres capaz de cortar esa cebolla o zanahoria. No te harás millonario, pero si practicas mucho eso del corte puede que te ahorres algunos centavos para un gustito.

Nada de desechar verduras y frutas: cremas y batidos

Aquí no se desperdicia nulo, como diría la abuela, y más si queremos reservar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida en forma de sustanciosas cremas y refrescantes batidos. ¿Un plátano mustio? A la licuadora con un yogur y tenemos un delicioso recorrido.

¿Unas fresas mustias? A la batidora con un yogur y tenemos un delicioso batido. (PhotoMIX | Pexels)

¿Unas fresas mustias? A la licuadora con un yogur y tenemos un delicioso recorrido. (PhotoMIX | Pexels)

Haz caldos

No sólo como ingrediente para otras preparaciones, sino para improvisar una sopa salvadora. Comprarlo hecho no siempre es buena idea. Pon un día la olla y preparar unos litros de caldo para, de paso, exprimir algunas de esas verduras que ya no están para tener más tiempo.

Busca productos de temporada

El sentido global es principal a la hora de hacer las compras y pensar en el menú de la semana o el mes. Si somos de ir al mercado será tratable asimilar qué está de temporada porque será lo más financiero. A partir de ahí, sólo hay que pensar qué cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.

VIDEO RECOMENDADO

Alimentos para descender la presión sanguínea

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

Rutina de cardio sin máquinas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *