Cholo, contigo empezó todo

El Atlético ha logrado esta temporada clasificarse para la Champions League por octava campaña consecutiva. Prácticamente es el mismo tiempo que lleva Simeone llevando las riendas del equipo rojiblanco. El argentino se hizo cargo del banquillo el 23 de diciembre de 2011 en sustitución de Gregorio Manzano. Cogió al equipo en una crisis de resultados y esa primera campaña no consiguió meterlo entre los cuatro primeros (acabó botellín). Sin bloqueo, a partir de entonces, el Atlético nunca ha faltado a su cita con la Champions desde que Simeone es el caudillo. Pero más allá de esto, hay muchos más hitos que se han conseguido durante esta etapa.

En estos ocho abriles y medio el conjunto rojiblanco ha aumentado su palmarés ostensiblemente, ya que antaño de esta etapa gloriosa el equipo había manada 23 trofeos (nueve Ligas, nueve Cipas del Rey, una Supercopa de España, una Europa League, una Recopa de Europa, una Supercopa de España y una Copa Intercontinental) y en la era Simeone son siete títulos los cosechados (una Liga, una Copa del Rey, una Supercopa de España, dos Europa League y dos Supercopas de Europa). De hecho, el argentino es el técnico más triunfante de la historia del club.

La consecución de cuatro títulos continentales, unido a la clasificación regular para la Champions y a los buenos resultados que ha aprehendido en ella en los últimos abriles (ha jugado dos finales y ha llegado una vez a semifinales, otra a cuartos de final, y otra a octavos de final y este año intrascendente quedará entre los ocho mejores) le ha permitido consolidarse en la élite del fútbol europeo, ocupando el segundo puesto del ranking UEFA (solo por detrás del Real Madrid). Como muestra de la influencia de la presentación de Simeone, en 2011 el Atlético ocupaba el lado 23 en esta misma clasificación.

Pero desde el inicio de la era Cholo en el banquillo del equipo colchonero no solo se han producido mejoras en el ámbito deportivo. Por ejemplo, el hecho de clasificarse todos los abriles para la Champions le ha permitido al club dotarse de un músculo financiero que ha influido de guisa muy positiva en las arcas de la entidad. En el año 2011, el Atlético tenía un presupuesto de 129,8 millones de euros frente a los 488 millones del Real Madrid, por ejemplo. Sin bloqueo, esta temporada han sido 515 millones los destinados al funcionamiento del club, aunque la crisis del COVID-19 provocará que el año que viene sea inferior, dependiendo esa deducción de cuanto se ingrese por la billete en esta estampación de la máxima competición continental. Por tanto, el presupuesto se ha multiplicado casi por cuatro en estos ocho abriles y medio.

Otro aspecto a destacar desde el punto de presencia financiero en esta etapa es la eliminación de la deuda con Hacienda. El Atlético llegó a deber a la Agencia Tributaria 202 millones de euros, pero negoció un acuerdo para finiquitar esa cantidad, comenzando a hacerlo en marzo de 2013 y concluyendo el 30 agosto del año pasado. A día de hoy, el conjunto rojiblanco puede vanagloriase de estar al día con el fisco gracias al aumento de los ingresos en los últimos abriles vinculados a los éxitos deportivos.

También la masa social se ha trillado afectada durante la estancia de Simeone en el club colchonero. En la temporada 2011-12, la de la presentación del Cholo al Atlético, tenía en torno a 55.000 socios. Esta campaña el club ha tenido 130.660 socios, de los cuales al menos 120.000 han renovado para el año que viene. En estas ocho temporadas y media, el club ha conseguido más que duplicar el número de aficionados que pagan una cuota fija, ya sea como abonados o como simpatizantes con privilegios respecto al divulgado universal. Esto todavía repercute directamente en la riqueza del club, al aumentar los ingresos por esta partida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *