Carlos Soler "No están Parejo, Coquelin… asumo tirar del carro"

Carlos Soler cumplirá 24 abriles en enero y es uno de los capitanes del Valencia. Lo es por pertenencia, llegó al club con 7 abriles, y por orden, 155 partidos. Solo Gayà (235) ha jugado más. Gracia le ha devuelto a sus orígenes en la media. Por su talento y todavía por la fuga auspiciada por Lim (Parejo, Coquelin y Kondogbia). Soler asume la responsabilidad y pide un voto de confianza para este Valencia.

Tuvo 6′ el balón en la mano antiguamente de exhalar el penalti contra el Getafe. ¿En qué pensó?

Lo tuve menos… Djené me lo quitó y lo mandó al córner (ríe). Piensas de todo, pero tenía confianza. ¿Estilo Mendieta? Solo le he conocido en vídeos. El estilo es más por Oyarzábal. Ensayábamos juntos en la selección. Los aguijada ocurrente.

A Baraja y Albelda sí les veía en directo delante el Madrid.

Ellos son mi infancia. Tuve la suerte de tener a Baraja de preparador. Él y Rubén Mora me ubicaron de ‘8’. Tenía el estiércol en Gol Xicotet. Si ibas tarde, tocaba sentarse en las escaleras. La tensión de Mestalla contra el Madrid era extraordinario.

¿Añoráis a la simpatía?

Imagino que todos, pero Mestalla es Mestalla. El empuje de la parentela influye. Los datos están ahí. Desde la pandemia sumamos menos puntos en casa. Hoy no tenemos ese empuje, pero la tensión en el césped tiene que ser la misma.

¿Qué es para usted el sentimiento de pertenencia?

Hay parentela que viene de fuera y da mucho aprecio al escudo. Pero los que nos hemos criado aquí sabemos que el Valencia es un sentimiento que va más allá del fútbol. Gayà, Lato… Los que venimos de debajo sabemos la responsabilidad que tenemos por el club y por la simpatía.

¿Obsesiona tal responsabilidad?

Quizás lo vivimos con más intensidad. Nuestros abuelos, padres y hermanos son muy del Valencia. Los que llevamos más tiempo tenemos que contraer esa responsabilidad, pero sin obsesionarnos. Lo hemos hablado en el vestuario, con el preparador, el presidente… De esta situación saldremos si somos un equipo en mayúsculas.

Dice que han hablado en el vestuario, ¿conclusión?

Llevamos ocho puntos de 24. Muy pocos. Fue un verano complicado. Se fueron jugadores importantes, solo llegaron cedidos, ningún refuerzo, un preparador nuevo… El camino está siendo más cachazudo de lo deseado. Pero en Paterna hay intensidad y vemos brotes verdes, aunque los resultados no son los deseados.

¿Les afecta la tensión social que existe entre la propiedad y un número amplio de aficionados?

No somos robots ni vivimos en un reducto. Todo nos llega y somos conscientes. Pero en el vestuario, técnicos y jugadores, hemos hablado de centrarnos solo en el campo.

Remarca cuerpo técnico y jugadores. ¿Cómo ven los jugadores a Gracia?

El míster ya dijo lo que tenía que opinar. Nos lo explicó personalmente y por carta a la Prensa. Por nuestra parte quedó zanjado. Estuvo a punto de salir, pero no pasó y nos dijo que estaría al 100% con nosotros y nosotros con él. No fue una situación idílica pero borrón y cuenta nueva.

¿Les molesta que se hable de la permanencia?

No nos gusta, evidentemente. Se deje de eso desde muy pronto. Puedo entender la frustración del admirador, porque se fue parentela muy importante. Pero solo pido que confíen en los que estamos. Hay parentela señorita que quiere ayudar y progresar; y parentela que llevamos tiempo en el club que asumimos la responsabilidad. Si Mestalla estuviera con manifiesto, sé que la simpatía no nos dejaría solos.

Habla como si fuera un corrido y solo tiene 23 abriles.

Veo a Yunus y me siento más corrido (ríe). Es ley de vida. Las circunstancias dicen cuando tienes que contraer responsabilidades y me ha llegado el momento. Se fue Parejo, Coquelin… asumo ese peso y tirar yo del carro. Fíjate en Gayà. Cada año es más referente. Su aprecio por el club, su crecimiento… es un ejemplo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *