Carles Gil: "En el Elche fui feliz; en Valencia me pesó la presión”

Carles Gil (Valencia, 1992) es una sino en la MLS. Fue preferido fichaje del año 2019 y ahora es el capitán del New England Revolution, club donde es el fichaje más caro de su historia (1,5 millones de euros). Acaba de salir de una esguince y este miércoles volverá a entrenarse con su equipo, avispado para regresar a la competición este viernes. Ese mismo día se vivirá un atún derbi en su tierra, entre Elche y Valencia. Lo seguirá con añoranza a seis mil kilómetros de distancia y con el deseo de que gane el mejor.

Han pasado ocho abriles desde su estreno como profesional en el Elche y cinco desde que se marchó del Valencia. ¿Qué queda de aquel nuevo que ahora es sino en la MLS?

Mucho. Sigo siendo el mismo, con más experiencia y prudencia. En el Elche di mis primeros pasos como futbolista de elite; fue una etapa increíble, como reconozco cada vez que me preguntan. En el Valencia me presioné demasiado y no terminé de demostrar todo lo que llevaba en el interior.

¿Dónde se vio al mejor Carles Gil?

En cuanto a rendimiento, quizá fui más regular en el Elche a pesar de que sufrí muchas lesiones. Era muy nuevo. En ingenuidad, fue el sitio donde menos nivel futbolístico tenía, con muchas cosas aún por cultivarse, aunque donde más cómodo me encontré. En el Aston Villa empecé proporcionadamente los primeros meses, pero hubo cambios en la dirección y, a partir de ahí, me costó retornar a distinguirse.

¿Y en el Valencia?

Me encontré con una gran plantilla, con estrellas como Negredo, Rodri, Alcácer, André Gomes, Piatti, Feghouli… Me costó adaptarme a la presión de querer triunfar en el club de mi vida. Venía de estar mal acostumbrado en el Elche, donde todo rodó a la perfección en lo individual y en lo colectivo, con mucha confianza del club y de Fran (Escribá). Me agobié y cuando me llegó la proposición del Aston Villa, la acepté. Sufría problemas para adormecerse, para descansar en la siesta. Igual mi sensación no se correspondía a la ingenuidad, porque todo era ordinario y me sentía querido, pero mentalmente me sentía así y eso me afectó.

¿Se precipitó marchándose al Aston Villa?

No lo veo así. Fue una intrepidez que tomé con mis anteriores agentes. El Valencia no quería que me fuera y se remitía a la cláusula o falta. Yo quería salir porque no conseguía ser adecuado. Aspiraba a demostrarlo todo en cada minuto y eso me pesó. En el Elche, sin incautación, era en realidad yo.

¿Cómo recuerda el mejora de aquel Elche y su estreno en Primera?

Llegué súper ilusionado y me adapté en un santiamén. Fue mi primera experiencia fuera de Valencia. Di el brinco de Segunda B a Primera en dos abriles. Gente como Rivera, Generelo, Albacar, Pelegrín, Mantecón… me lo pusieron muy hacedero. Mi gran amigo de aquella etapa es Palanca, éramos inseperables; Paco Montoya, que sigue de delegado, me trataba como a un hijo. Y encima estaba a hora y media de casa. ¡Qué más podía pedir!

¿Cuándo regresará a España?

Lo primero que tengo que aseverar es que estoy muy a placer en Boston. El míster, el club y los compañeros me tratan fenomenal. Siento el corazón dividido frente a esta pregunta. Por un banda, he vuelto a ser adecuado jugando al fútbol, pero por otro sé que tarde o temprano volveré a Europa. No sé si tardaré seis meses o seis abriles. No es bueno pensar a amplio plazo. Igual que dije en su día que no entraba en mis planes venir a Estados Unidos y aquí estoy, no sé qué pasará en el futuro.

Estados Unidos vive con crudeza la pandemia. ¿Cómo es allí el día a día?

Aquí hay menos restricciones. La población nunca se llegó a confinar. Es verdad que los negocios cerraron y cuando salías, no había concurrencia por la calle. Es un país coloso y además depende del estado. En Boston, por suerte, están proporcionadamente las cosas.

¿Le paran por la calle en Boston?

No. La civilización es diferente. Aunque alguno te reconozca, no te para. Cada uno mira alrededor de el frente y va a lo suyo. En España somos más de mirar al de al banda.

Desde la distancia, ¿qué calma del derbi entre Elche y Valencia?

Será un duelo igualado, más de lo que piensa la distracción. El Elche, con un punto más de pudoroso. Sorprende lo proporcionadamente que se ha adaptado a la categoría, a pesar del poco tiempo que ha tenido de pretemporada y los problemas para confeccionar su plantilla. El Valencia, por su parte, no está al nivel que se le supone por historia y entidad conveniente a muchas circunstancias.

¿De qué club guardaspaldas mejores saludos?

De los dos. Nunca olvidaré el mejora del Elche y el gol que marqué en el derbi frente a el Hércules, en la segunda recorrido de Liga. Mis amigos estaban en la tribuna incorporación del Rico Pérez, allá hacia lo alto, y fue formidable. Del Valencia, rememoración mi inicio en Mestalla y el tanto que marqué en Anoeta. Fue un objetivo cumplido.

¿Con qué sueña ahora?

Con seguir disfrutando del fútbol y mejorando como persona y profesional. Siempre hay ganancia para progresar.

¿Y con retornar?

Algún día. Ni Elche ni Valencia me han vuelto a nombrar, que yo sepa, aunque el contacto siempre lo he mantenido. Mi hermano Nacho estuvo hasta hace poco en Elche. Deseo de corazón que el Valencia solucione sus problemas y vuelva a ser tan magnate como siempre. Y que el Elche continúe como hasta ahora porque es un club al que mantengo en mi corazón.

¿Su pronóstico?

Que gane el mejor.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *