Bordas: "Las formas de Messi fueron feas y equivocadas"

Javier Bordas, directivo del dominio deportiva del 2010 al 2020, explica a Mundo Deportivo tras su dimisión las claves del mandato de Bartomeu, al que considera que “se le ha linchado injustamente”. Bordas reconoce que se le escuchó poco en su época y acento de que pudo fichar a Mbappé del Mónaco por 100 millones, que cuando ofreció a Haaland le dijeron en la secretaría técnica que no daba el perfil Barça, que Dani Olmo pudo ascender por 20 millones, que Morata, Courtois y Neymar estuvieron muy cerca de ser blaugrana y que su maniquí de secretará técnica la formaban Monchi como fichador, Jordi Cruyff al frente de la cantera y Thierry Henry como enlace con el vestuario.

Pero más allá de estas consideraciones, el exdirectivo no se muerde la argot al cuchichear de Messi y su intento de fuga de este verano, del licenciamiento de Valverde por Setién y de la utilización política que, a su entender, realizan los partidos independentistas con el Barça.

Sobre Messi afirma que “es un ganador y muy del Barça. Al perder por 2-8 y con las anteriores Champions se sintió harto y quiso irse. Las formas fueron feas y equivocadas, está claro, pero se puede equivocar también Messi. Ahora le veo ilusionado, pero le falta un poquito más”.

Respecto al licenciamiento de Valverde por Setién considera que fue un error, que así lo manifestó, pero que no le escucharon: “Para mí fue error echar a Valverde yendo primero en LaLiga y posteriormente de hacer un partidazo en la Supercopa. Había reses LaLiga y en Anfield perdimos por una mala segunda parte, pero fue más mental que futbolístico. Todo se precipitó con el movimiento de Abidal y Òscar Grau yendo a Qatar a cuchichear con Xavi. Yo, siendo uno de los responsables deportivos, no lo sabía (…) Setién fue un error para mí. Los que iban en contra del Valverde dijeron que tras perder en Valencia habían pasado un cambio y yo les dije que estaban locos. No vi restablecimiento. Luego nos meten ocho y todo es un desastre”. Asegura en la entrevista que “no quiero cargar contra los jugadores, pero deben de asumir su responsabilidad, el que es muy bueno en el 2015 igual no lo es en el 2020”.

A pesar de sentirse libertino tras la dimisión (asegura que era partidario de dimitir sin tener que ascender a la moción de censura) afirma que se va con “mala sensación, no es justo lo que le han hecho a Bartomeu, es una vergüenza y un linchamiento”. En este sentido, no ahorra críticas a la Generalitat y a los partidos independentistas. “Lo de la Generalitat se califica solo. Parece increíble que la Generalitat dejara votar un martes y a los dos días nos confinara en nuestros municipios. Lo que más me molesta es que haya una motivación política para utilizar el Barça. Los independentistas son los más activos en este tema”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *