Benzema y Vinicius ya tuvieron una discusión: "Levanta la cabeza"

La reconocimiento del Madrid a Mönchengladbach dejó un regusto agridulce, ácido por los puntos perdidos y dulce por el punto yeguada gracias a la muestra de fe y pundonor de los instantes finales. Sin retención, tras el diálogo, el ‘Chiringuito’ se hacía eco de un vídeo emitido por ‘Telefoot’ en el que Benzema le dice a Ferland Mendy que un jugador del equipo “hace lo que quiere” y le pide que no juegue con él: “Juega con nosotros”, dice. Ese alguno es, presuntamente, Vinicius Júnior y las palabras se produjeron en el refrigerio del choque. Esta no sería la primera desencanto pública del francés para con el brasileño, ya que, hace casi un año, el extremo desesperó al punta, como captaron las cámaras de ‘El Golazo de Gol’.

El pasado 7 de diciembre, el conjunto blanco recibía al Espanyol en una etapa de reconducción del equipo de Zidane. En ese choque, el ‘9’ marcó y el por entonces ’25’ brilló en el desborde, pero no en la finalización de la marranada. La facción izquierda fue una autopista para el de São Gonçalo, pero sus incursiones no lograron conectar con un Benzema que acabó visiblemente exasperado. En varias ocasiones se le puede ver recriminar al muchacho su error de esplendidez. “Levanta la cabeza”, se le ve claramente afirmar, mientras subida su propio mentón en señal de amargor con la situación. En una de las ocasiones llega a averiguar la complicidad de un Sergio Ramos que no le da respuesta. Finalmente, tras varias internadas con el pie cambiado, Karim recibe el pase de su compañero para, desafortunadamente, no dar en el clavo en el remate.

Benzema es como un padre futbolístico para el brasileño, como el propio Vini ha expresado en varias ocasiones. “Benzema, sin ningún artículos de duda, me ha ayudado desde el primer día. Aconsejándome sobre cómo osar mejor y, siempre que hemos jugado juntos, diciéndome que esté tranquilo y concentrado”, decía el carioca en una entrevista el pasado mes de marzo. Ahí añadiría todavía una anédocta que deje a las claras de la relación paterno-filial que disfrutan los protagonistas: “En un partido contra el Atlético, perdí el balón y nos marcaron. (Benzema) Me propuso cambiar de posición unos minutos porque así recibiría menos y recuperaría la confianza para reengancharme al serie. Lo hicimos y funcionó a la perfección (…). Es un privilegio ilustrarse de él”.

Sin retención, incluso en las familias mejor avenidas aparecen roces y la tensión del momento, y la multitud de fanales observando, dan punto a encontronazos como los aquí relatados. Vinicius no despega los fanales de quien ha dicho que es “el mejor nueve del mundo”, pero si no quiere repetir conatos de rifirafe, debe asociarse con anciano asiduidad con el lionés. El próximo fin de semana en presencia de el Huesca veremos si hay algún tipo de rencor o si, por el contrario, todo queda en una mera relato.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *