Benzema, al límite

Benzema se hace esperar. El francés ha tardado nueve partidos en entonarse frente a la puerta rival. Pero por otra parte es que los cuatro goles que ha anotado (contra Levante, Borussia Mönchengladbach y su doblete frente al Huesca) han sido en las postrimerías del partido o de la primera parte. Esta temporada 90 minuti no son molto longo para el 9 blanco.

El primer gol de Benzema tardó en conmover cuatro partidos casi completos. El que le marcó al Levante en Villarreal llegó con el Madrid sufriendo en su campo de acción (0-1 iba el partido) y el tiempo más que cumplido. Hasta el minuto 94:16 (Munuera Montero decretó cinco de añadido) no llegó la sentencia y el estreno goleador de Karim en esta Liga.

Tuvieron que producirse casi otros cuatro partidos para ver el segundo gol del punta. Esta vez, sin apurar tanto. En Mönchengladbach marcó cuando quedaban tres y minutos y medio para conmover al 90’, concretamente en el 86:26 fue el gol para recortar distancias frente a los alemanes.

Frente al Huesca, los dos goles de su doblete llegaron en el zaguero suspiro de cada parte. El primero, cuando faltaban 18 segundos para que el cronómetro completara los 45 que conducen al refrigerio. Hasta el gol de Hazard y este de Benzema, el Madrid aún no había traumatizado durante esta Liga en el zaguero cuarto de hora de la primera parte.

El 4-1 definitivo con el que puso la terminación a la trofeo del Real Madrid lo marcó a errata de 22 segundos para alcanzar los 90 reglamentarios. Un goleador francés con la precisión casi de un temporalizador suizo. Y era el cuarto gol madridista en la presente Liga traumatizado en los últimos 15 minutos de partido. Sólo el Atlético y la Real Sociedad (cinco goles cada equipo) han dejado más goles para el final de sus encuentros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *