Bale, en la cuenta atrás

Ayer comenzaron a trascender algunos de los detalles de las negociaciones que están manteniendo, ya a tres bandas, Tottenham, Real Madrid y Jonathan Barnett, representante de Bale, para el retorno del galés a la Premier League. El más interesante lo aportó The Independent. El rotativo explica que el Tottenham ha planteado la operación de la subsiguiente guisa: no quiere respaldar ningún peculio por obtener la cesión por una temporada; sólo se compromete a respaldar la porción del sueldo del participante, que asciende a 30 millones de euros brutos al año (se harían cargo de 15 de ellos); y sólo abonaría, finalizada la temporada, algunos bonus por rendimiento personal del propio Bale (número de partidos jugados, goles, etc).

El representante del futbolista dio también alguna pista sobre el estado de las negociaciones, que ya se encuentran en una clara cuenta atrás aunque hay tiempo suficiente para el acuerdo, ya que el mercado en la Premier no cierra hasta el 5 de octubre. “Todo progresa lentamente”, se sinceró en la BBC Sport. Aunque fue más patente en Sky: “Hay un largo camino por recorrer en algunos temas, pero sin duda Gareth está más cerca de dejar Madrid que en cualquier otro momento en los últimos siete años. El acuerdo es complicado, pero podría avanzar muy rápido si las conversaciones continúan yendo así. Gareth ya ha hablado con José (Mourinho) y le ha explicado que los Spurs tienen un lugar especial en su corazón”. El concurrencia, por fin, terminó su ronda de declaraciones en la agencia AFP: “El trato está cerca pero no está cerrado”.

Habla The Independent de un “sensacional acuerdo de préstamo” para la entidad londinense, que en ningún caso, siempre según este circular, llegaría a abonar más de 20 millones de libras (22 millones de euros) en la operación (sueldo más bonus). Si fuera así (contando los bonus), en efectividad estaría opagando dos tercios del sueldo del futbolista, y no la porción. Por otro banda, según ha podido entender AS, el Real Madrid está haciendo fuerza para conseguir que el acuerdo de salida de Bale sea permanente, por las dos temporadas que le quedan en el equipo blanco, para desprenderse de guisa definitiva del futbolista, ya que Zidane ha dejado claro que no lo quiere en el vestuario. Pero el Tottenham no accede, de momento, a esa pretensión. En ese tira y afloja en cuanto a porcentaje a respaldar y duración de la cesión (o traspaso, si es por dos abriles) se encuentran las discusiones.

El Daily Mail apuntaba ayer en la misma dirección que The Independent: “Bale se convertirá en el jugador mejor pagado del Tottenham a pesar de que la entidad inglesa sólo pagará la mitad de sus emolumentos”. Eso supondría un problema pues el vestuario no aceptaría de buen extremo la arribada de un participante que cobrará más que Harry Kane y Ndombele.

Según ha podido entender este circular, el acuerdo que ofrecía el United era mucho más productivo para el Real Madrid, puesto que la entidad de Old Trafford estaba dispuesta a respaldar un canon por obtener la cesión por otra parte de hacerse cargo de gran parte de su sueldo del futbolista. Pero Bale se ha sentido más cómodo con la idea de retornar a Londres y a la que ya fue su casa deportivamente hablando. Por otro banda, Barnett tiene una excelente relación con el presidente spur, Daniel Levy, uno y otro miembros notables de la comunidad poroto londinense.

Por su parte, el participante ya está actuando como si hubiera desidioso la disciplina de la plantilla blanca. Desde que llegó de aventurar los dos partidos de la Liga de las Naciones con Gales, no se le ha trillado ejercitarse en el campo. Tiene molestias en un tobillo pero ayer no trabajócon el resto de tocados. Parece que Zidane está cerca de quitarse un problema de encima y Bale de retornar a sus orígenes… Comienza la cuenta atrás.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *