Baile de dorsales si sale Bale: Asensio, el 11; Vinicius, el 20

De que se concrete y se anuncie la salida de Gareth Bale (31 primaveras) depende que se inicie un coreografía de dorsales en el ataque del Real Madrid. El club ya se ha puesto a trabajar en este asunto y Asensio heredará el ’11’ del galés y Vinicius, el ’20’ del balear. El brasileño quería el ’11’, pero llegó al Bernabéu en 2018 y el ex del Mallorca, en 2016. Por lo tanto, por una cuestión de pasado, el gachupin ha tenido preferencia a la hora de designar.

Asensio siempre ha explicado que su ilusión era llevar el ’10’, y por ello hasta desechó la opción de pasarse al ‘7’ cuando Cristiano se marchó a la Juventus, asumiéndolo Mariano. Ahora, sin confiscación, ha aceptado el ofrecimiento del club. En el Mallorca lució el ’38’ (2013-14) y el ’27’ (2014-15); en el Espanyol (2015-16), el ’25’; y de blanco, hasta la aniversario, el ’20’.

A Vinicius le ha surgido una alternativa además muy atractiva, la de ese ’20’. El número no le puede traer mejores memorias, pues es el que le acompañó al dar el brinco con los mayores en Flamengo, en la 2016-17 y en la 2017-18, y en una ocasión con las inferiores de Brasil. En el Madrid empezó con el ’28’ (el ’11’ en el Castilla, como en el Sudamericano Sub-17 con su país), y en su segundo curso jugó con el ’25’.

No quedan ahí las variaciones o novedades de cara a la 2020-21. A la paciencia de que los dorsales sean oficiales y la norma no permita retoques, Courtois asume el icónico 1, lo natural es que Lunin releve al belga con el 13, Odriozola mantiene el 19 luego de la cesión al Bayern y Odegaard presentará su candidatura a la titularidad con el 21, libertino por Brahim al irse cedido al Milán.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *