Aterriza Jorge Messi: tensa espera

Jorge Messi, padre de Lionel, aterriza este miércoles en Barcelona para reunirse con el presidente del club azulgrana, Josep Maria Bartomeu, e intentar desbloquear la salida de su hijo. No parece sencillo. El Barça mantiene que el participante es intransferible y que sólo se irá si paga una cláusula de rescisión, de 700 millones, que considera legitimada y que además ha sido incluso ratificada institucionalmente por LaLiga. Por su parte, Jorge Messi considera que el anuencia de su hijo con el Barça está extinguido en virtud de una cláusula liberatoria, que, bajo su prisma, está amparada por las especiales circunstancias de la temporada del COVID-19, y que se puede marchar arbitrario. Pero Messi no se ha movido de Barcelona todavía porque esa visión subjetiva de sus asesores del escritorio Cuatrecases no coincide con la visión de los clubes donde podría aventurar, que no quieren arriesgarse a la tasación de un magistrado si alguno de ellos, City, PSG o Inter, ficha a Messi por las bravas.

Desaparecido, sin presentarse a las pruebas PCR el domingo ni a las dos primeras sesiones, Messi espera parte porque en esta situación, al contrario que en el césped, no tiene capacidad para hacer hechizo. Él sí ha tomado una valentía, que es marcharse, pero ahora tiene que esperar a que la máquina burocrática se ponga en funcionamiento o, simplemente, esperar que haya un acuerdo. El Manchester City, mientras, mira la situación desde la distancia con cierta inquietud. Por una parte, tiene confianza en que se produzca un pacto entre el Barça y Messi para asimilar a qué atenerse y abrir a negociar con el club azulgrana. Pero es consciente de que no depende de él. Después del subidón y la júbilo que se desató en Manchester el martes pasado por la oscuridad tras conocerse la comunicación del expedición del burofax, el paso de los días ha enfriado la ojeada del club citizen, que todavía confía en apropiarse al participante pero que no hará locuras.

Según Mundo Deportivo, la única posibilidad de que Messi juegue en el City es que salga arbitrario. Además, siempre según el citado medio, Guardiola habría recomendado al argentino que se quedase en el club azulgrana y terminase allí su carrera. Otras fuentes, sin retención, insisten en que el City ya ha puesto el plan en marcha y lo que quiere es cascar un cauce de negociación si finalmente el club azulgrana y Jorge Messi se entienden. Mientras, las camisetas de Messi aún inundan la ciudad. Todos prefieren pensar que todavía es del Barça, veremos qué dice hoy Jorge Messi.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *