Assalé deberá esperar su turno

Roger Assalé llegó al Leganés el 31 de enero con la aureola de ser uno de los fichajes más importantes de los pepineros en el mercado invernal, si no el más importante. Con experiencia en competiciones europeas (el curso pasado jugó Champions, en éste le tocó la Europa League) parecía el recambio más adecuado para Youssef En Nesyri. Sin incautación, su presencia en los partidos del Lega es casi anecdótica, más ahora incluso que todavía se ha marchado Braithwaite. En la última etapa, frente al Alavés, se quedó fuera de la directorio. Assalé deberá aguardar su turno para entrar con regularidad en los planes de Aguirre.

“Cuando vino Assalé me preguntaron por qué no vino Bryan. Es así. Somos 26 y solo caben 18. Otros tienen que esperar”, respondió el sábado el Vasco cuando le preguntaron en sala de prensa por la llamativa marcha de un futbolista al que la hobby reclama constantemente. Su buen apertura delante el Levante hace ya un mes dibujó ilusiones en la parroquia blanquiazul.

Aquella mañana en Orriols disputó 31 minutos y estuvo a punto de marcar un gol. Lo salvó Aitor in extremis. Es lo mayor que se ha manido hacer a este futbolista al que, luego, casi nada ha gozado de oportunidades. Jugó 8 minutos delante el Betis y 35 contra el Celta, entreambos duelos con actuaciones discretas. Suma un total de 74 minutos, el tahúr del Lega con menos billete tras Amadou, todavía fichaje invernal y aún sin inaugurar como pepinero.

El zaguero partido que Assalé ha jugado completo lo disputó el 12 de diciembre delante el Glasgow Rangers. Desde entonces ha participado sólo en cinco partidos (uno de titular, delante el Basilea) sin tino delante la meta rival. Marcó su zaguero gol delante el Sion el 24 de noviembre.

El cambio de maniquí de pasatiempo

Desde el seno del Lega insisten que, tras la atrevimiento de Aguirre de no convocarlo frente al Alavés, no hay segundas lecturas. Fue, añaden, pura atrevimiento técnica basada en cuestiones deportivas. Días antiguamente el preparador mexicano reconoció que Assalé está teniendo una difícil ajuste por el idioma (sólo deje francés). El Vasco lo piropeó, pero admitió todavía sus limitaciones, más aún en la crematística de conflagración en la que se encuentran los madrileños. Al sur de la caudal no hay tiempo para puestas a punto.

Sucede, adicionalmente, que Aguirre se encuentra en plena reconversión del equipo a un nuevo maniquí tras la marcha de Braithwaite. En Vigo, el primer partido sin el danés, trató de juguetear con cuatro en el medio y la fórmula no funcionó. Contra el Alavés usó dos puntas como Guerrero y Carrillo y varió la fórmula de pasatiempo con mayores llegadas desde las bandas y más balones aéreos para beneficiarse la valor de entreambos arietes.

En esa fórmula, Assalé (1,67 metros) tiene más complicado entrar. La disputa de vanguardia no es su resistente. Tanto es así que incluso en la previa, cuando le preguntaron por sus delanteros, Aguirre no citó a Assalé, sino que sólo mencionó a Guerrero y Carrillo. El ex del Young Boys todavía puede cultivar como extremo derecho. Podría ser que Aguirre comience a darle protagonismo en esa posición, y no en la de vaivén o segundo punta.

El Leganés fichó a Roger Assalé el 31 de enero y lo hizo como la única desafío con opciones altas de seguir en la plantilla pepinera si finalmente se consigue la gesta de la permanencia en Primera. El punta costamarfileño (25 abriles) continuará si se logra la salvación y previo suscripción de una cláusula obligatoria de importación al Young Boys que ronda los seis millones de euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *