Así serán los estadios en la nueva normalidad del fútbol

La citación ‘nueva normalidad’ arroja muchas dudas sobre qué nos vamos a encontrar en los estadios en el futuro. Durante unos meses el contexto está definido: no entrarán espectadores, lo cual ya genera una serie de incógnitas. ¿Y a posteriori? Ya se valora que tras el verano vuelva a entrar manifiesto de forma progresiva. A desliz de certezas, se intuyen cambios, unos provisionales y otros permanentes, en cuestiones de espaciosidad, de marketing y, sobre todo, tecnológicos.

“De momento, lo importante es ver qué va pasando con las competiciones y a qué te enfrentas”, explica David Brabender, director de Servicios de Marketing de You First Sports. Por lo pronto, toca un fútbol a puerta cerrada, con la consiguiente pérdida de ingresos y de dominio. “Un reto será mantener el espectáculo al mismo nivel con las gradas vacías”, prosigue. Ante esta carencia, Tebas comentó: “Estamos trabajando temas modernos e imaginativos”. Por ejemplo, proyectar tuits y publicidad virtual sobre esos asientos que harán de soporte. También se trabaja en los silencios, que afectarán a los jugadores y las retransmisiones por tele y radiodifusión.

Un plan es casar sonido dominio cromo. El Grupo Lavinia, Pausoka y NEP propusieron a LaLiga una alternativa: un público virtual incorporado mediante ingenuidad aumentada. Mismos colores, mismos gritos… “Queremos que esos ‘espectadores virtuales’ reproduzcan los hábitos. Que los seguidores del Espanyol tengan su ‘minuto Jarque’ y los del Sevilla su himno…”, desarrolla Ignasi Marcet, director de nuevos negocios de LaviniaNext. “Los clubes estarán más abiertos a nuevas tecnologías. Pero no sólo en los estadios sino en las retransmisiones y en la experiencia visual en casa”, insiste Brabender. La tecnología será fundamental, tanto en esta etapa sin manifiesto, como cuando vaya entrando.

La empresa IdSports trabaja en la aplicación de tecnología a eventos deportivos y Joaquín Costa, CEO de la compañía, asegura: “Mucha restablecimiento pasa por la digitalización de los procesos de los asistentes”. Por ejemplo, para distribuir y separar al manifiesto cuando se cala con espaciosidad escaso. “Nuestro sistema basado en big data puede discretizar si las personas suelen ir solas o acompañadas, si van con familiares para que puedan seguir sentándose juntos…”, describe Costa. También podrá estilarse para repartir los partidos entre los abonados, que podrán ir a uno de cada dos o tres.

Así, cuando el hincha comienzo a recuperar su espacio en los estadios, los clubes habrán reformista en su acondicionamiento. No sólo se manejo de defender la distancia física, sino de estrechar los contactos con objetos. Por ejemplo, IdSports ofrece y recomienda el maniquí ‘cashless’, sin peculio en efectivo. Pagar y reservar a través del carné de socio o del móvil. Unido a puertas de transigencia cibernética como las que se ven en muchas tiendas, detectores de movimiento para encender luces o dispensar champú…

Por otro costado, toca preparar los recintos para una experiencia del entusiasta sin aglomeraciones. “Imagina que en tiempo real te pueden decir el estado de los baños o de las barras. O que te puedan llevar lo que pidas para que no te tengas que levantar y puedas seguir disfrutando del partido”, agrega Joaquín Costa, de IdSports.

Y los estadios incluso vivirán cambios estructurales, sobre todo los que están en plan. Y los accesos y los exteriores, donde se acumula familia. “Con esta pandemia, surge un nuevo concepto de seguridad diferente al de retirada, que es la seguridad sanitaria. Las condiciones de diseño se revisarán”, explica Blanca Sánchez, arquitecta de Cruz y Ortiz y directora del plan del Wanda Metropolitano, que añade: “Apoyarnos en la tecnología permitiría cumplir las recomendaciones”.

Y desarrolla: “El espacio extranjero deberá estar sectorizado para evitar aglomeraciones y surgirán sistemas para formar colas seguras. Los accesos se deberán proveer de mecanismos de control más allá del torno, para calibrar temperatura, etc. Los espacios de circulación deben ser amplios. El comunicación a los aseos tendrá puertas y permitirá entrar y salir de forma independiente para evitar cruces de personas”.

Quizá los cambios afecten incluso a los aforos. “Seguramente se reducirá el número de espectadores y, al igual que se prevén espacios para personas con discapacidad, se establecerán áreas para otros grupos, como familias o de peligro”. Muchas novedades para un nuevo fútbol en el que, en todos los casos, las dudas están en distinguir si las medidas y esta nueva ingenuidad serán provisionales o para siempre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *