Asenjo se enfrenta al equipo que le vio nacer en Primera

Sergio Asenjo volverá a enfrentarse al Real Valladolid el próximo lunes. El palentino es un producto de la cantera blanquivioleta a la que llegó con casi nada 15 abriles, aunque sus inicios fueron en el San Juanillo de su ciudad oriundo.

Su presentación en Primera llegó precisamente delante el Villarreal en la campaña en la que el conjunto de Mendilibar había retornado a la máxima categoría. Fue un 12 de diciembre de 2007 y aquel partido dejó la meta a cero con conquista por 2-0 en Zorrilla. En ese partido se vio la calidad humana de Alberto, relegado a la suplencia pero que estuvo todo el partido detrás de la meta de Asenjo para que el inexperto estuviera tranquilo y contara con su apoyo más cercano.

Antes de ese partido, Asenjo ya había debutado en el primer equipo la campaña previo (la del medra en Tenerife), pero fue en la Copa del Rey donde fue titular en dos encuentros, los correspondientes a la eliminatoria delante el Nastic de Tarragona, dejando la meta inmaculada en la ida (1-0) y ayudando a producirse la eliminatoria en la dorso aunque encajó su primer gol como blanquivioleta (1-3).

No fue comprensible convencer a Mendilibar de que Sergio Asenjo tenía un hueco en el equipo, ya que la competencia en la meta era en aquel momento tremenda, con Alberto que había sido uno de los artífices del medra recién conseguido y era parte de la número pretoriana del técnico de Zaldibar, más el francés Ludovic Butelle que finalmente pasó con más pena que goce por el conjunto de Zorrilla. Pero la calidad del inexperto guardameta se abrió camino y tras aquel partido delante el Villarreal, jugó otros 23 aquella campaña en los que encajó 29 tantos y fue siempre titular.

La aparición de Justo Villar, internacional con Paraguay, le volvió a poner las cosas difíciles en la sucesivo campaña y el remate fue la agravio de rodilla que le obligó a producirse por primera vez por el quirófano. Aun así Asenjo fue titular en 23 partidos y sobre todo en uno, el que el Real Valladolid jugó en el campo del Betis en la última viaje. Dramático partido en el que la figura de Asenjo se hizo cíclope, sobre todo en la segunda parte en la que sacó un sinfín de remates de los verdiblancos para fijar el igualada que le daba la permanencia al Valladolid y mandaba al Betis a Segunda. Inolvidable la parada a Oliveira a bocajarro y el expresión del ludópata del Betis de incredulidad por lo clara que había sido la oportunidad de marcar. Este partido y otros muchos son los culpables de la huella que dejó Sergio Asenjo en el club, o más acertadamente entre sus aficionados.

Aquella fue la última campaña como blanquivioleta; incluyendo los dos de Copa, en total en las tres campañas en las que estuvo en la primera plantilla disputó 49 partidos y encajó 57 tantos. Antes de ascender al Villarreal, Sergio Asenjo estuvo en el Atlético de Madrid, equipo en el que cosechó varios títulos, incluyendo dos Europa League y una Copa del Rey.

El talón de Aquiles de Asenjo han sido sus rodillas, ya que hasta cuatro operaciones ha tenido que pasar tras sendas graves lesiones, lo que en algunos momentos ha ralentizado su carrera, pero no han impedido que su fortaleza y sus virtudes le hayan permitido asentarse en un club cominero como el Villarreal donde cumple su séptima temporada y el choque delante el Real Valladolid del próximo lunes será el 160 en Liga para el ludópata palentino.

Sus números se completan con el presentación en la Selección española delante Bosnia en 2016 en un amistoso y en total habiendo estado en la índice en cinco partidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *