André Villas-Boas revela su sueño

André Villas-Boas, monitor del Olympique de Marsella, equipo con el que tiene resolución hasta finales de esta temporada, ha anunciado que una de sus ilusiones sería entrenar en Brasil o en Japón. El técnico portugués de 43 abriles, pese a su pubertad, ya ha entrenado a grandes equipos europeos como el Chelsea y el Inter de Milán, entre otros. 

17/11/2020 a las 16:15

CET


Sergi Graell

Por lo que se refiere a su deseo de entrenar en el país carioca, en una entrevista concedida a Fox Sports Brasil, ya reveló que tuvo la oportunidad de hacerse cargo del Sao Paulo: “Pasé una semana y media allí y recibí una llamada del vicepresidente del club. Quería cambiar la comunicación, los métodos de entreno y la infraestructura del club, pero al final no se dio y no pudo completarse mi sueño”. 

En varias ocasiones, igualmente ha contado que le encantaría retornar al FC Porto, el club de sus amores, y donde realizó una campaña de ensueño al conquistar hasta cuatro títulos, siendo su única y primera temporada dirigiendo al equipo de la ciudad que le vio emanar (10/11). En su primer partido se llevó la Supercopa de Portgual, dejando muestras de lo que estaba por venir.

“Los dragones” se proclamaron campeones de Liga tras 25 jornadas al ser invictos y solo activo concedido dos empates. La temporada se cerró de la mejor forma posible, escribiendo su nombre en la historia de las competiciones europeas al ser el monitor más muchacho en fabricar un gran título, con la consecución de la primera Copa de la Uefa del club. Para poner la tomatillo al pastel, igualmente se llevaron la Copa de Portgual.

Todos estos logros llevaron a Roman Abramovich, dueño del Chelsea, a abonar su cláusula de rescisión de 15 millones, para convertirlo en nuevo técnico “blue”, pero su aventura en Londres duró menos de una temporada. Su carrera como monitor siguió en la renta inglesa, al ser contratado por el Tottenham. Posteriormente entrenó al Zenit de San Petersburgo en Rusia, donde si consiguió títulos. También pasó por la China, en el Shanghái SIPG, para recalar finalmente en el Marsella.

Una trayectoria que de momento le ha llevado por bastantes países, y parece, seguirá siendo así hasta entrenar en Brasil o en el país japonés. Le quedan muchos abriles para conseguirlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *